Crystal Castles la lían parda en el Sónar

Crystal Castles - Sónar 2009

El sábado 20, último día del Sónar 2009, estaba programada una de las actuaciones más esperadas del festival: la del dúo canadiense Crystal Castles.

Tras la reticencia de Rustie a abandonar el escenario SónarPub (hasta tres veces algún miembro de la organización tuvo que pedirle que terminara su actuación), Crystal Castles empezaron unos razonables 10 minutos tarde. Ni bien empezar ya se podía anticipar que no sería un concierto cualquiera: era imposible decodificar la voz de Alice Glass, que se encontraba notablemente afectada por sustancias varias. Además, su excesivo histrionismo (en un momento, al terminar una de las nuevas canciones, se echó al suelo con violencia) convertían la actuación en un espectáculo digno de ver.

Precisamente después de esta canción, que debió haber sido la tercera o cuarta que tocaron, se pararon las máquinas y se encendieron las luces, mientras los integrantes de la banda abandonaban el escenario. El público no sabía lo que sucedía.

De repente, Alice volvió a aparecer, esta vez en la parte de abajo del escenario, del otro lado de las vallas, y empezó a darle de beber vodka Smirnoff al público, hasta que los guardias de seguridad terminaron llevándosela, no sin encontrar resistencia por parte de la cantante. Y por parte del público también, que nos lo estábamos pasando genial, todo hay que decirlo.

Al cabo de unos pocos minutos, y tras lo que parecía una discusión entre Ethan Kath y alguien más (seguramente técnicos del festival o miembros de la organización), el grupo volvió al escenario y ofrecieron una actuación memorable (para unos cuantos afortunados que nos encontrábamos en las primeras filas, puesto que más atrás no se oía absolutamente nada, especialmente cuando Alice desconectaba el micrófono), crowd surfing incluído. Uno de los conciertos más punk (en cuanto a la actitud) de una banda indie relativamente importante que se ha visto en los últimos años.

Un concierto, afortunadamente, absolutamente incorrecto. Lo que esperábamos de ellos.

En relación a los “fallos” de sonido que se presentaron, la organización no se iba a quedar callada, y ya han hecho público un comunicado en el que calificaban de “desastrosa” y “frustrada” la actuación del dúo electrónico, y en donde además culpaban de todo a los técnicos de la banda, que presuntamente habrían manipulado de forma irresponsable la configuración del equipo, y que además habrían impedido a los técnicos del festival que lo arreglen.

Comments
  1. MK

    Enhorabuena por la critica, creo que es una de las mas precisas sobre lo que aconteció esa noche a esa hora.
    Lástima que el público, la organización y todos los demás… no comprendieran lo que significa una performance en toda regla. Fantástica.

  2. olivier

    Hola!
    El sonido no solo ha fallado para Crystal Castles. Realmente, no se pudo apreciar el concierto de Animal Collective, con el sonido parasito del concierto vecino del SonarLab y unos hiper bajos, que no solo ocultaban todos los otros sonidos, sino que tambien hacien sentirse mal de tantas vibraciones. Hasta mi movil dejo de funcionar…
    Sonar, presupuestamente mejor festival de música avanzada, seguramente por su programación, pero NO PARA EL LOS ARREGLOS SONORES.
    Hay técnicos de sonido para trabajar en el Sonar?????

  3. MK

    Uy… la gente sigue sin pillar nada de nada… es un festival de música avanzada… (además de arte multimedia) La música avanzada es tal y de tal forma que a veces el sonido llega incluso a ser parte conceptual/intelectual. No creo fallase el sonido en ninguno de los conciertos, no creo que fuese fruto mas que de un autentico hervir o manifiesto electrico, que como recalca el anterior posted (pese a su negatividad) las vibraciones sirven para algo, es pura y dura viencia/supervivencia tanto psiquica como mental.

  4. electroEm

    Yo creo que como dice MK, un concierto es más que la música, es saber transmitir un mensaje y creo que Crystal Castles con su performance caótica lo hicieron. No por nada sus canciones son igual de caóticas. Sinceramente no me esperaba algo mejor que lo que vi, me sorprendieron para bien y me hicieron pasar un buen rato.

    Si hubiese querido ver un concierto impecable hubiese ido a ver a Rufus Wainwright o a David Byrne, y es lo que la gente debe entender.

    Es solo mi opinión, y también influye el hecho de que pese a los problemas de sonido (o lo que hayan sido), yo los oí en todo momento, y viví la interacción de Alice con el público.

  5. gabriela

    Según lo que leí, parece que si estuvo bueno, a pesar de algunas cosas jeje pero es lo que prende el ambiente 😀 crystal c 😀

  6. Dabit

    Gran crónica y de primera mano. Yo puedo asegurar que estando relativamente cerca sólo escuchaba algún gritillo aislado, que le sonido en general (más allá de la voz) tenía un desfase bestial yy que no me acabo de creer del todo la versión de la organización porque el viernes en ese mismo escenario Late of the Pier y Crookers tuvieron algún pequeño corte de sonido. Más bien repartiría culpas.
    Y sí, van a ser grandes (aunque no sea en el Sónar)

  7. electroEm

    Sí, yo tampoco me lo creo del todo, sino lo de Late of the Pier no hubiese sucedido… en Crookers no estuve, pero lo leí, y me parece que a un par más les falló el sonido :S

    Por cierto, gracias 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.