Pet Shop Boys – Ultimate PSB

¿Otra retrospectiva de Pet Shop Boys? Efectivamente, la tercera (oficial). Por suerte hablamos de una banda en activo, lo que no resulta tan decadente como otras formaciones que se dedican a lanzar el mismo recopilatorio cada navidad con distinto orden en el tracklist. Para que negarlo, Neil y Christopher se han dejado querer durante cerca de tres décadas, así que no, definitivamente no podemos reprocharles nada. Bueno, quizás se hayan quedado un tanto cortos con la cantidad, que no con la calidad. Aunque claro, en su Pop Hits ya incluyeron casi todos sus singles, por lo que había que marcar distancias. Vamos, la pescadilla que se muerde la cola: es imposible no pensar en las razones que les han llevado a encasquetarnos este Ultimate PSB.

Olvidémonos del contexto y centrémonos en lo que tenemos. Digamos que hablamos de un recopilatorio para las masas, singles conocidos por todos y que conforman uno de los mejores testimonios pop de los últimos tiempos. Hit tras hit, sin parangón, sin dejar un solo momento de respiro. ‘West end girls’ abre la veda, le pasa el relevo a ‘Suburbia’, nos zambullimos en el drama-dance con ‘It’s a sin’ para a continuación toparnos con la dulzura made in Dusty Springfield en ‘What have I done to deserve this?’. ‘Always on my mind’ descorcha las botellas de vino de la felicidad más melancólica, dejándonos llevar con una de las mejores versiones que se hayan parido nunca. No sabemos si Elvis se estará revolviendo en su tumba; en realidad nos da igual. ‘Heart’ y ‘Left my own devices’ no rebajan el listón, mientras que ’Domino dancing’ sigue conservando uno de los mejores estribillos pop de los ochenta.

El curioso mash-up ‘Where the streets have no name (Can take my eyes off you)’ sigue resultando la mar de simpático, y ‘Go west’ confirma que nadie como ellos para versionar canciones populares, travistiéndolas con brío y estilo propio. Por ‘Before’ nunca he sentido exceso de devoción, aunque tampoco desentona, allanando el camino para uno de los mayores cantos a la juventud que se recuerdan: ‘Sé a vida es (That’s the way life is)’. ¿No os apetece saltar sobre una cama elástica mientras os tomáis un polo de limón? No estáis solos. ‘New Yor City boy’ sigue la estela de ‘Go west’, un divertido homenaje a Village People con sus ya característicos coros repletos de testosterona homosexual; ‘Home and dry’ supuso su incursión en el brit-pop, efímera pero con resultados más que notables.

La preciosa y frágil ‘Miracles’ nos eleva a las alturas (aunque hubiese preferido ‘Flamboyant’), mientras que las nuevas aportaciones respecto a Pop Hits se quedan en ‘I’m with tupid’ y ‘Love etc.’, buenos temas pero sin la pegada de sus grandes éxitos. Como broche final nos regalan ‘Together’, nueva pista con el sello Xenomania, que sin ser la panacea acabará siendo en un grower en toda regla.

De acuerdo, me han vuelto a conquistar, pero es que recuperar los más grandes himnos pop de los últimos treinta años (en dura pugna con Madonna) no es moco de pavo. Se echan en falta algunos clásicos como ‘So hard’, ’Can you forgive her?’ o ’I wouldn’t normaly do this kind of thing’, pero para eso ya tenemos el Pop Hits. Mierda, de vuelta a la espiral del primer párrafo. Definitivamente, Ultimate PSB no tiene justificación alguna. Como si nos importase.

Puntuación: 9 /10 | Escúchalo: Spotify

No Responses

Deja un comentario