Janelle Monáe – The Archandroid


De un día para otro Janelle Monáe se ha convertido en la diva soul más cool del momento. Su abultado tupé y el estilo andrógino pueden influir (por otra parte, nada nuevo después de La Roux), pero si no nos quedamos en la superficie podremos apreciar uno de los debuts más redondos de lo que va de año, rezumando lo que Beyoncé ansía pero nunca conseguirá: actitud soul. Aún así, Archandroid es mucho más que eso. Es funky, r&b, hip-hop: el crossover definitivo de la música negra. Y sigo quedándome corto. Alguno pensará que menudo pastiche: yo le contesto con un sí rotundo. Dejemos de utilizar este término de manera tan despectiva; el pastiche, si es bien llevado, puede lubricar grandes obras, como en el caso que nos ocupa.

Los referentes cinematográficos definen gran parte del álbum, con el cyber-punk como punta de lanza de una estética visual muy cuidada, recolectando retazos de diversos flancos, especialmente de Metrópolis, por supuesto, como bien demuestra su portada. Hablando del aspecto conceptual, Archandroid nos cuenta la historia de Cindi Mayweather, heroína de su anterior EP (titulado como el mencionado film de Fritz Lang), que llega a la gran ciudad, un lugar dominado por una sociedad secreta que intenta eliminar cualquier rastro de amor y libertad. Ella, por supuesto, es la heroína encargada de acabar con el reinado del terror. Fascinante es poco.

En lo musical, las grandes bandas sonoras clásicas se destapan como elemento indispensable para la obra de Monáe. ‘Suite III’ cuenta con acompañamientos vocales con un corte muy cercano a las primeros clásicos de Walt Disney, mientras que ‘Sir Greendown’ destila elegancia made in 007, más concretamente a la de la gran Shirley Bassey en la sensual ‘Goldfinger’. Tampoco hay que olvidarse de los arreglos orquestales, que de nuevo nos evocan recuerdos del Hollywood más clásico.

No penséis que Archandroid se pierde en lo conceptual para olvidarse de las canciones. Ya lo comprobamos en singles como ‘Cold War’, donde Janelle nos retuerce con ritmos sincopados y exuberantes, al igual que en el funky de ‘Tightrope’ o en la cafeínica ‘Dance or die’. En ‘Mushrooms & roses’ se decanta por el exceso y la psicodelia guitarrera, mientras que en el polo opuesto nos encontramos temas como ‘57281’, con el pop pastoral de Fleet Foxes como refrencia. La excelsa fragilidad de ‘Say you’ll go’ se completa con un pasaje de ‘Claro de Luna’ (hasta algo tan manido resulta emocionante si se emplea con estilo). El toque estridente y electrónico viene de la mano de Of Montreal en ‘Make the bus’, divertida y refrescante canción.

Para más de uno Archandroid pecará de demasiado extenso, pero no hay más que concederle un par de escuchas para comprobar que nada sobra en una obra tan conceptual como apasionante. La variedad de estilos resulta encomiable (como la cantidad de registros vocales de Janelle), y lo mejor de todo: ninguno chirría en absoluto, generando una solidez musical coherente pero ecléctica a su vez. Sí, así es, esta chica tan menuda como espabilada se ha coronado como el must de la temporada, por música, ideas, estética y actitud. Un aplauso.

Puntuación: 9 /10 | EscúchaloSpotify

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.