Los Oscar musicales

La 83 edición de los premios Oscar se ha caracterizado por una aburrida gala (por muy guapos que sean, ni Anne ni James tienen el carisma de Billy Cristal o Hugh Jackman) y especialmente por una previsible actitud academicista, con El Discurso del Rey como absoluta ganadora de los premios más importantes (película, director, actor principal y guión original). Al menos en los apartados musicales si que han mostrado cierta renovación por un lado, y justicia divina por otro. Trent Reznor y Atticus Ross se llevaron la estuilla a la mejor banda sonora original por su trabajo en La Red Social, muy acorde con el espíritu tecnológico y moderno del film de David Fincher. Una electrónica oscura y generalmente contundente que acompaña a la perfección las idas y venidas de Mark Zuckerberg y compañía.

En el apartado de mejor canción se lo llevó el veterano Randy Newman por ‘We belong together’, tema principal de Toy Story 3, que aunque ha tenido más nominaciones que una vida pueda contener, solo lo había ganado por Monstruos S.A., también de Pixar. No es menos cierto que alguien con su currículum no necesita de nuevos reconocimientos para mantener su estatus intacto.

Las actuaciones fueron más o menos correctas, como la de Gwyneth Paltrow por su canción ‘Coming home’ de Country Song. Como ya anunciamos, Florence Welch sustituía a Dido (ausente por embarazo) en la interpretación de la delicada ‘If I rise’ de 127 Horas junto a Rahman, bastante emotiva pero muy poco aprovechada. Y es que aunque los premios nos han dejado más que satisfechos, la presencia musical en la gala podría haber tenido más peso. Una pena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.