Reivindicando… los singles de Enrique Iglesias

No, no es algo que nos hayamos dado cuenta con ‘I like it’ y ‘Tonight (I’m fucking you)’. Y aunque a ver quien es el guapo que se acuerda de esa etapa, siempre es conveniente recalcarlo: no nos referimos a los singles en castellano. Enrique Iglesias era un ser odiado en nuestro país (y de alguna manera sigue siéndolo), y antes muerto que escuchar una de sus insufribles baladas. Pero entonces lanzó ‘Bailamos’ y todos levantamos la ceja. Un pepinazo pop que nos hizo preguntarnos a quién tuvo que chantajear para que se lo compusiesen. Y después ‘Rythm divine’ y ‘Be with you’. Bastante parecidas entre ellas, es verdad (compartían compositores), pero infecciosas hasta la locura.

Lo que jamás pensamos es que sus baladas también se volverían adictivas, como ‘Hero’, que posiblemente fue de las últimas de corte mainstream y old school que fueron un éxito (ahora todas tienen unas bases ideales para hacer break). En el mismo disco estaba ‘Escape’, que también nos conquistó a pesar de esos gallos ahogados del final. El siguiente álbum se lo comió con patatas, pero ‘Addicted’ y especialmente ‘Not in love’ (con Kelis) volvió a conquistarnos. Ya no era casualidad: Enrique se había convertido en una máquina de hits (aunque algunos no triunfasen tanto). ‘Do you know’ era absurda hasta lo impensable, con ese bucle infinito de pelotas de ping-pong (¿o en realidad era pura vanguardia?), pero el sinte era hipnótico y el estribillo seguía siendo made in Enrique. Que esa es otra: sus canciones suenan generalmente a él. Hasta cierto punto tiene un estilo propio, y no todos los músicos top 40 pueden decir lo mismo.

Después ya conocemos todos la historia, y flipamos con ‘I like it’ y esa producción tan chunga de la mano de RedOne (no sabemos si montarle un altar o mandarle a la hoguera). ‘Tonight (I’m fucking you)’ es bastante mala, pero dice la palabra ‘follar’; y es que a veces somos más simples que un tema de Tata Golosa. También influye el grimoso uuuuuh, que provoca el ‘síndrome tomacco’ (horribles pero necesito más). Otros temas dignos de mención que no sonaron en nuestro país pueden ser ‘Takin’ back my love’ junto a Ciara (que ya no sabe a quien arrimarse la pobre) o ‘Don’t turn off the lights’. No os penséis que hay muchos más.

Singles intrascendentes y divertidos para noches superfluas y con mucho alcohol de por medio. Ni intentes escuchar un disco al completo (salvo que seas fan de Merche o Venus), pero sí que puedes intentarlo con el recopilatorio del hijo del gran Julito.

jarto

No Responses

Deja un comentario