Katy B – On A Mission

Katy B ha supuesto la confirmación de que el dubstep o lo que pretenciosamente estamos denominando post-dubstep tiene una ubicación en el gremio mainstream. Bien es cierto, que Magnetic Man abrió la veda, irrumpiendo con mastodóntica fama y el single conjunto de ambos artistas, ‘Perfect Stranger’, incluido en sus respectivos LPs debutantes, ya advertía los primeros timbrazos de pegada asegurada. Sus primeros trazos de los respectivos colectivos, tanto el brutalmente efectivo EP de Magnetic Man como los primeros singles de la cantante británica, rompedores e irresistibles, apuntaban maneras. La andadura de Katy B con ‘Katy On A Missión‘, la gloriosa ‘Louder ‘(cara b que no tuvo cabida en el debut, de la cual un servidor es un reconocido talifán) o ‘Lights‘ consiguió, no sólo que todo electrónico avanzado se relamiese de excitación ante la espera, sino que ha determinado los movimientos de actuación  de nuevos talentos en esta misma línea con producciones firmadas por el mismísimo Diplo. ¿Cuándo vería la luz su trabajo? Filtraciones no confirmadas con cuentagotas, apantalladas con el surgimiento del nuevo single  ‘Broken Record’. Se nos confirma deadline de publicación y se retrasa… Finalmente, tras mucho cacareo en el gallinero, se publica On A Mission el 27 de Marzo, ayudado en varias composiciones por el mismo Benja, participante del colectivo abandero de dubstep mainstream.

La BBC Radio 1 la ha presentado como showcase dentro del Sónar 2011, todos los festivales con tufillo independiente la están confirmando en sus line-ups, con tan sólo un largo y la joven artista parece que ya tiene el mundo y la crítica a sus pies. ¿Merece la pena tanto ruido mediático y festivalero? Pues,  para la sorpresa de todos, sí. Katy B ha firmado el debut que todos esperábamos y es difícil sentirse decepcionado ante la propuesta.

El trabajo alterna entre producciones del reconocido género, un cierto R&B renormalizado, algún coqueteo con free-jazz (‘Hard To Get’) y ecos a un trance más sosegado, en detrimento de unos posibles horizontes más dance hall o un abuso de regusto electrónico noventero, que hubiesen sido su total perdición. Los singles previamente conocidos son estratégicamente insertados en el LP manteniendo el ritmo y la contundencia que nos había cautivado inicialmente. ‘Power On Me’, ‘Katy On A Missión’, ‘Broken Record’ o ‘Easy Pleased Me’, son claros ejemplos de la propuesta, la voz de Katy es perfectamente empastada en una producción que se derrite en los oídos, estructurada, compacta, deliciosa y rematadamente adictiva, basada en el criterio de cimentar las bases de lo que se augura como la tendencia que será seguida por la nuevas divas (Britney mataría por conseguir un disco de electro de este calibre). A pesar de que este post-género esté siendo diluido por populismo sonoro (8bits en producciones como ‘Witches ‘Below’ o ‘Dissapear’) el género base que fundamenta la propuesta si puede entreverse. Permanecen las capas seductoras, sin el sentimiento de extrañeza tan característico de su segunda evolución (Burial, Kode9),  y el uso de sonidos cotidianos como textura enramada para el crecimiento de la estructura melódica, se aprecia levemente en ‘Why You Always Here’ con el goteo de un grifo.

Katy B se ha marcado un debut de infarto, efectivo, infeccioso y de autentica frescura. Ha sintetizado y actualizado los derroteros de la música electrónica de los últimos veinte años y sin parecer revival, ha logrado refrescar una escena que parecía destinada al fracaso. Si su segundo largo es tan genial como este LP, habrá nacido una nueva princesa de la pista de baile. Y sólo tiene 21 años…

Puntuación: 8.7/10

Tito Manu

Deja un comentario