Familjen en Pop Bar, Razzmatazz

¡Ay, los suecos! Su fama de modositos les precede, aunque la realidad sea otra bien distinta. O al menos, esa fue la cara que nos mostraron el pasado viernes, cuando invadieron la pequeña sala Pop Bar de Razzmatazz para ver a su compatriota Johann T. Karlsson, más conocido como Familjen.

Casi un año después de su lanzamiento, Familjen venía a la capital catalana para presentar su segundo álbum, Mänskligheten (Humanidad), un disco más techno y menos pop que su predecesor, Det Snurrar I Min Skalle. Precisamente este cambio de sonido pudo haber perjudicado la puesta en escena del sueco, ya que el Pop Bar no es una sala que destaque precisamente por su amplitud, y a ratos parecíamos ser partícipes de una orgía nórdica por la cantidad de gente y su sorprendente entrega, más que de un concierto (algo así como lo que sucede cada vez que tocan Crystal Castles).

Aunque nos desviemos del tema principal, no olvidamos que el viernes asistimos a un concierto de música, que empezó precisamente con la canción que abre el segundo largo de Karlsson, ‘It Began In Hässleholm’, una suerte de homenaje a su pueblo natal en clave techno.

A continuación, Familjen, que iba acompañado por un gran amigo en las bases, desgranó uno a uno lo temas de su repertorio, entre los que destacamos ‘Kom Säger Dom’, una de sus canciones más oscuras, ‘Det Lilla Livet’, que fue una de las más bailadas, y ‘Huvudet I Sanden’, con la que Karlsson confirmó que se desmarca del pop naïf de compatriotas suyos como Lykke Li o Suburban Kids With Biblical Names. El tema final, como no podía ser de otra manera, fue la gran ‘Det Snurrar I Min Skalle’, que puede ser considerada como la seña de identidad del nórdico.

A pesar de saberse rodeado principalmente de los suyos, Familjen nos dedicó un par de guiños (en castellano e inglés) a los foráneos, de quienes se acordaba de vez en cuando, sobre todo cuando poníamos cara de póker al oírlo hablar en su idioma natal. Aunque no nos importa, se lo perdonamos, y deseamos que lo vuelva a hacer.

AirWalker

Deja un comentario