¿Está Lady Gaga acabada o sólo tomándonos el pelo?

Madre mía. Qué más se puede decir de la supuesta portada de Born This Way, nuevo álbum de Lady Gaga. No sabemos si se está tomando con ironía toda la parafernalia generada alrededor de ella o si realmente va muy en serio con como se está tornando su carrera últimamente. Porque una cosa era la foto en ‘culos’, con un toque macarra pero estéticamente competente, y otro este adefesio en forma de cover, del que no sabemos si estamos ante un hit visual o con la mayor mamarrachada de todos los tiempos. Algunos hablan de fake, y si fuera otra popstar estaríamos 100% seguros, pero con Lady Gaga nunca se sabe. La tipografía, los destellos (¡destellos!), el descabellado concepto (aunque no del todo novedoso) y la ejecución tan chapucera provocan tal shock que resulta difícil sacar una conclusión definida.

Este fin de semana también hemos podido escuchar el segundo single ‘Judas’, producido por RedOne. El tema es posiblemente mejor que ‘Born this way’, que a pesar de las feroces críticas, tampoco estaba nada mal, aunque como carta de presentación del disco mainstream más esperado de los últimos años se antojaba como un epic fail en toda regla. Tampoco esperéis la panacea en forma de bigger than life, pero puede convertirse en un grower en toda regla. Hay que aclarar eso sí que se parece bastante a ‘Bad romance’ en concepto y estructura e incluso el estribillo se da cierto aire.

Entonces, ¿qué podemos esperar de Lady Gaga a estas alturas? Siempre ha resultado evidente que su personaje estaba muy por encima de su música, pero los hits estaban y sólo por haber afianzado el papel del electro-pop en el panorama internacional ya le debemos un cubata. Sin embargo los dos singles no han reventado nuestras expectativas después de lo que ya conocemos, y suponen un refrito tanto de ella misma como otras popstars (Madonna para más señas). Por eso no sería raro pensar que con esta portada se le haya ido la olla completamente, pensando que ha parido una obra maestra del kistch. Si el contenido (al menos los dos primeros singles) estuviese a la altura te lo podrías tomar como un delirio post-todo y abrazar su música y personaje como ya hicimos con el sensacional The Fame Monster. Habrá que esperar al vídeo de ‘Judas’, que nos hará replantearnos si estamos ante la decadencia de la Germanotta o si solo nos ha estado tomando el pelo con bromas y migajas, y que lo que tiene preparado es lo más grande que ha vivido el pop mainstream en años. Hoy no lo es, a ver que pasa mañana.

 

jarto

Share

Deja un comentario