Psychedelic Horseshit – Laced

El rock, psycobilly o el garage llevan años dando que hablar en la escena independiente americana. Más allá de si el garage surgió en America o en el Reino Unido, lo cierto es que a la sombra de este debate, el garage parece que ha tomado fuerza, bien como parte de un movimiento de vinilos y casetes llenos de sonidos sucios, aporreando la batería y rasgando de mala manera la guitarra, con voz desgarrada, o bien como una revisitación, un movimiento que de verdad sale de las casas y bares de su barrio moderno para tomar una entidad propia y sea carne de festivales (si eso no significa que tome entidad propia, al menos han salido de su letargo). Así vemos como Dum dum girls, US girls, The fresh & Onlys, Ty Segall o Wavves han llegado a ser producto de masa indie desde la más oscura clandestinidad.

Psychedelic Horseshit llevan publicando casetes y vinilos desde 2006 hasta su última y segunda entrega en largo Laced. El disco consigue ser un ejercicio que combina elementos ácidos con guitarras que se convierten en ecos, un garage que aporrea la guitarra y baterías combinando elementos electrónicos analógicos y donde sobrevuela una estética lisérgica cercana a unos Animal Collective improvisando o ensayando antes de un concierto; eso sí, la voz oscura y de cazallera no desaparece, afortunadamente.
Lo directo del garage se hace caótico por la combinación aleatoria de baterías dándole al resultado un aspecto cercano, fresco sin esa excesiva producción en los discos que lo hacen atractivo pero frío. Así los 7 minutos de I hate the Beach se convierte en una experiencia garage-punk bailable y disfrutable por una locura muy sana. Tropical Vision o French Countryside (con hilarante video de presentación incluido) son las más indie de los temas en los que primera vez se ciñen a un patrón rítmico. Laced, la que le da nombre al disco, aúna la estética sixties con un rabioso garage-electrónico tras haber consumido algún tipo de droga alucinógena. Another Side se apunta al country psicodélico, armónica incluida. Revolution Wavers podría haber sido una colaboración con Dan Deacon. También queda tiempo para la tranquilidad como Dead on Arrival, voz femenina incluida o la puramente ambient Automatic Writing que dan cabida en el disco como homenaje a los sonidos electrónicos y lisérgicos de los que no se despegan en el disco, y que demuestran que no son una simple banda garage ruidosa. Un trabajo inteligente alejado de revivals y posibles copias… ¡¡y que no está en el Primavera Sound 2011!!

Laced está publicado por FatCat Records

Puntuación: 8,5/10

Escúchalo: Spotify

Cicuéndez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.