Pure X – Pleasure

Bajo este nombre tan sugerente, la banda americana ha preparado un largo con el que por lo menos a gusto te vas a sentir. Hay gemidos de guitarra, susurros al oido, voces suaves y delicadas, con un bajo omnipresente con el que te acarician los oidos. Pure X son un trío de Austin, Nate Grace, Jesse Jenkins y Austin Youngblood que se dieron a conocer bajo el nombre de Pure Ecstasy en 2010 con el EP Futura Nostaliga y al que le siguieron Easy y Voices. Siempre bajo el amparo de bandas norteamericanas de corte lo-fi, Pure X han sabido abrirse paso y unirse a la etiqueta de Best Coast o Widowspeak pero con la languidez y las referencias más variadas que le hacen merecedor de un puesto destacado. En Pleasure nos encontramos mucha calma, colchones de guitarra, medios tempos rockeros y una calma tensión que permite no caer en la languidez soporífera.

Su punto de partida es ante todo el rock progresivo de Low o los antiguos Galaxie 500 pero con el punto de vista de un pop adolescente y nostálgico que nos invita, desde una calma casi de meditación, el futuro prometedor que a todos nos espera. Lo suyo son los largos paseos en guitarra eléctrica que logran aproximar a una canción de corte más ambient o drone pero con un aspecto indie que lo hace irresistible. Las guitarras al aire de ‘Heavy Air’ resumen la filosofía de unos Air a medio desvanecer entre capas de sonido planeadoras y unas voces entre fantasmagóricas y orgásmicas.Las voces inteligibles y la batería hacen acto de presencia en ‘Dream over’ para hacernos despertar levemente del letargo que se nos presenta ante nuestros oidos.‘Easy’ y ‘Voices’ ya publicados en el EP Voices nos muestra su vertiente más lo-fi, soft-rock adolescente y las posibilidades de unas voces en falsete que muchas veces utilizan a modo de coro. Ya con el oido acostumbrado, metidos en la burbuja y con las pulsaciones paralelas al ritmo, suena el pequeño giro que representa ‘Surface’, con un bajo y un ritmo triphopero que suena a balada prog-rock que dota a la banda de un sonido en terrenos inusitados y una chicha que no pareciamos encontrar en la linealidad anterior.

Poquito a poco y ya entregados al Pleasure, ‘Dry Ice’ y la misma ‘Pleasure’ (un regalito más oscuro y psycodelico de 1:32 minutos), nos abandonan ante terrenos rock lánguidos y con aplomo a un sinfin de matices, tensiones y detalles casi imperceptibles ante la sencillez de sus producciones pero que no hacen sino enriquecer un album a priori lento y aburrido. Estos chicos jovenes cada vez vienen con las lecciones mejor aprendidas o con el listón muy alto. Que la frescura nunca les abandone y el talento, por supuesto que tampoco.

Puntuación: 8 | Escúchalo: Soundcloud

Cicuéndez

Share

Comments
  1. Chase

    Pues hlbnaado de las reediciones en vinilo de Kill Rock Stars, me ha dicho un pajarito que está al caer la del primero de las Raincoats, ¡con las ganas que tengo yo de tener ese disco!

Deja un comentario