Revindicando… la vuelta del concepto Fly Music


A principios de 2006 nació un canal musical como nunca antes se había llevado a cabo en nuestro país. Aunque sus principios fueron algo titubeantes, en poco tiempo Fly Music se fue definiendo como medio defensor de la buena música, desde la más indie (no sólo la corriente post-punk que invadía esos días) a la comercial de calidad (de Justin Timberlake a Madonna). A día de hoy podemos disfrutar algo parecido con Kiss Tv (pueden pasar de Fito a LCD Soundsystem sin despeinarse), y aunque hasta cierto punto llena nuestras ansias de videoclips (MTV ni nos lo planteamos como canal musical), al final queremos, exigimos algo más profundo y complejo.

Fly Music, aparte de programar sesiones de vídeos, también dedicaba muchos espacios a noticias, especiales, entrevistas, listas, magazines etc. Una parrilla de lo más completa que hicieron que el canal fuese ganando poco a poco en audiencia. El peligro de desaparecer siempre estuvo presente, quizás porque, a pesar de la subida de share, nunca era suficiente, por lo que a la mínima nos colaron una teletienda entre las 10 y las 18 horas. Pasamos por el aro porque, a pesar de lo cutre y cañí del movimiento, aún teníamos bastantes horas de disfrute. Finalmente unos meses después lo sustituyeron por Disney Channel.

Hay muchos canales de la TDT con una audiencia ínfima pero baratos de mantener y sobreviven. Fly Music tampoco implicaba unos gastos de producción demasiado altos, por lo que las razones de su desaparición aún son un misterio. Quizás había que degollar algún medio de Vocento por temas presupuestarios generales y se dirigieron al más alternativo y al que menos se adecuaba al concepto borreguil de la empresa.

Tres años después muchos nos seguimos acordando de un canal que intentó (y por desgracia fracasó) aportar una nueva visión musical que este país necesitaba y necesita urgentemente. Cabía la esperanza de que sobreviviese hasta la implantación obligatoria de la TDT y que así pudiese llegar a mucho más público, pero la cosa se quedó en agua de borrajas. Ahora queremos recordarlo, y aunque sabemos que nunca volverá como tal, esperemos que algún día aparezca un canal que se preocupe y quiera tanto la música como Fly Music (que tenía aspectos mejorables, pero todo era cuestión de tiempo). Os dejamos con un par de vídeos, aunque podéis encontrar bastantes más en Youtube: uno con muchas de sus cabeceras (también cuidaban la estética) y otro con el vídeo final de despedida.


jarto

Deja un comentario