The New Division – Shadows

La losa perjudicial de los ochenta y su incombustible influencia en los tramados de la electrónica actual es una sombra capciosa, que ha causado la duda frecuente de si esta época inspiradora es ya un motivo manido, si sobreviviremos a ella, o será el opio a la convulsa generación post-dubstep. En este acervo curiosamente oportunista, han nacido cuantiosas bandas con su lanza a favor de esta escena revival o con la transmutación de su contenido en fugacidad rabiosamente pistera.

The New Division  es un cuarteto del Sur de California, cuya capacidad de creación sonora es incombustible. En tan sólo dos años han sacado 4 singles, el EP The Rookie con el único tema de la banda que ha sido comentado por Pitchfork y el largo que nos ocupa, compuesto por catorce gélidas composiciones deudoras de Depeche Mode y publicado a finales de septiembre. Ninguneados por la prensa americana, es sorprendente que ni Stereogum los recogiese en su particular registro de bandas debutantes que siempre termina revertiendo en el grueso festivalero. Su lenguaje conjuga dinamismo, beats de ambient minimalista, bases mareantes y paisajes atemporales de penumbra. La voz de John Kundel muta según el track en cuestión, pasando de Editors hasta unos lisérgicos Cut Copy, bajo tamices de confusiones calidoscópicas que confluyen en un chillwave aterciopleado de club de after, como si M83 cosiese sus composiciones en clave de dub y las retrotrajese  a un pop de baile.

‘Opium’, ‘Shallow Play’ y ‘Sense’ confluyen en el potencial abstracto de trazas delicadas de indietrónica donde la voz de Kundel vibra en loops onomatopéyicos, con sintetizadores y cajas de ritmos que toman proporciones épicas de efectividad. Tras el entretiempo ‘Shadows’, destapan el cajón de armario más Panda Bear, endureciendo el entramado a contundencia, dejando caer auténticos hits (‘Violent’), muros de synth pop fundamentado en un reformulación de pantanos muy Yacht (‘Soft’) y campamentos de post-punk electrificado descaradamente similares a la última maniobra sonora de Editors (‘Munch’, ‘True Lies’). El último tercio del LP viene encabezado por regusto rugoso de noise ambiental de ‘LA Noire’. En ‘Hearts for Sale’, las bases gruesas con ecos a Alex Metric se fusionan con electro pop, bebiendo directamente de coetáneos como Friendly Fires o When Saints Go Machine, alegato que sostienen en ‘Special’ y  la deliciosa ‘Memento’. Pasado ‘Shadows II’, su single ‘Saturday Night’ cierra el trabajo, su tema más dub, un despliegue explosivo de bomba pop discotequera y oscura que sintetiza el espíritu de un grupo que tiene mucho que contar.

The New Division han hecho el disco que The Whip necesitaba para ser una gran banda, elaborando una formula oscura electrificada en la línea de These New Puritans, pero teniendo por bandera las composiciones abstractas que ha encumbrado a Depeche Mode. Un pulso de ideas dispersas que dan lugar a un trabajo cohesionado, estructurado y que se hace muy corto.

Puntuación: 8/10 | EscúchaloSpotify

Tito Manu

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.