Top 10: las mejores canciones de Roxette

roxette

Roxette es una de esas bandas que para los que nacimos entre los setenta y los ochenta (y amantes del pop en estado puro) tenemos en buena estima. Este fin de semana tocan en nuestro país y queremos rendirles un pequeño homenaje por lo que fueron con esta escueta selección de canciones en Spotify (aunque tenéis recopilatorios a punta pala) que en su mayoría fueron hits mundiales. Y aunque algunos piensen lo contrario, ha sido bastante complicado escogerlas.

10. Sleeping in my car

Uno de sus temas más populares y más radiados a día de hoy. Se trataba de los Roxette más guitarreros, pero igualmente pop. Efectivamente, trata de echar un polvo en un coche, un elemento tan socorrido como incómodo para los momentos de calentón, que ellos convierten en un contexto más ideal e idílico. Y nosotros pobres ilusos nos lo creímos.

9. Dressed for success

Lo que ahora Britney cantaría (o algo) en plan ‘me he vestido como una guarra, vamos a la esquina oscura de la disco’, Roxette prefería plantearse el ancestral arte del ligoteo como una carrera hacia el éxito (¿y es que el triunfar con alguien no se trata también de autoestima?). La melodía es fantástica (como todas las de esta lista) y el rollo negroide de la voz de Marie también.

8. Wish I could fly

El dúo había dejado de triunfar en Norteamérica (estaban demasiado ocupados escuchando a expresidiarios) y el mercado europeo era su objetivo. Esta balada, con una línea de base tan novedosa para una balada comercial de la época, se desmarcaba también por un genial juego de cuerdas, aunque la letra diese un poco de vergüenza. El vídeo dirigido por el solicitado Jonas Akërlund, un genial acompañamiento.

7. Watercolours in the rain

El único tema de la lista que no fue single, pero es que todo el gran Joyride de 1991 lo merecía. Una balada que empieza acústica para ir creciendo aunque sin explosiones finales á la power ballad. La vida pasa, haces lo que todo el mundo pero nada te llena, imaginando un amor que no sabes si llegará, y aun así sigues corriendo porque es probable que aunque lo encuentres nunca podrás ser feliz. Suicidémonos.

6. Run to you

Sencilla canción de perseguir el amor ansiado, tanto si ya existe como si ha de ser encontrado. Una producción pop-rock con sutiles cuerdas que cuenta con uno de los mejores puente de la banda, donde Per demuestra que no siempre emplea el registro nasal. Un single menor pero que ansía ser recuperado.

5. Joyride

La primera canción de la lista donde canta Per en toda su plenitud (le preferimos como compositor, la verdad) y que ya protagonizó un Hit & Dance. Una letra tan estúpida como efectiva con paralelismos entre el circo y las relaciones poco azucaradas. Fue su último número uno en Estados Unidos y una de las canciones más jocosas de su repertorio, con un estribillo altamente tarareable aunque no tengas ni pajolera idea de inglés.

4. Spending my time

Una de esas baladas más grandes que la vida que según el grupo pudo ser su mayor hit hasta la fecha, pero la discográfica no la respaldó suficientemente. Aun así se trata de uno de sus temas más conocidos, en el cual Marie espera a su amado y los días se convierten en meses, años. Una letra algo farragosa que no impide que la cantemos a berrido limpio y con lágrimas en los ojos. Imprescindible el riff de sinte del final.

3. The look

Su primer gran éxito mundial con historia curiosa de fondo. Un estudiante sueco de intercambio pasó una cinta con la canción estadounidense a una radio y poco a poco y con el boca a boca fue convirtiéndose en el clásico que es ahora. La chica perfecta protagoniza una canción donde los ‘la-las’ son el highlight y que el dúo intentó fusilar en The center of the heart trece años después, con el consiguiente fiasco, por supuesto.

2. Fading like a flower (everytime you leave)

Una balada guitarrera con un estribillo infeccioso y un precioso piano que introduce perfectamente a Marie y su historia de ‘te quiero ver, pero no debo, porque volveré a caer’. Todos nos sentimos identificados con una situación algo tan estúpida como humana. El caso es que se trata de un imprescindible de su carrera y ya la pueden cantar este fin de semana o quemaremos el escenario.

1. Listen to your heart

Algunos esperarían It must have been love en esta posición: pues ya veis que no. Es un clásico, pero para el que suscribe es una balada más de banda. Listen to your heart es el súmun de la balada dramática y descarnada, tan exagerada en su estribillo y sobre todo en el puente que podría provocar la risa (bueno, a veces lo hace) pero que al final la vivimos como si nos fuera la vida en ello. Ideal para desgañitarse en un karaoke.

jarto

Share

Tags:
Comments
  1. Carla Flores

    Se que ya paso mucho tiempo desde que esto se publico pero me gustaria que posibilidades de figurar tendria el tema de Roxette “Anyone” que me parece bello

    • jarto

      Es mona, pero con la cantidad de baladas que tienen hay otras que se merecen más estar en el top 10, XD.

  2. Daniel Morales Gutiérrez

    Soy aficionado a rock más duro pero Roxette fue el primer grupo que me gustó siendo crío. Hoy en día sigo manteniendo que hay pocos grupos con el gusto y la elegancia de este… y como dejas caer en el principio del artículo si se radiaran más grupos así, la sociedad sería mejor.

    Aunque la lista de canciones memorables que ha dado el grupo podría ser eterna me gustaría añadir alguna más en cuanto a exquisitez compositiva: Queen Of Rain y Things Will Never Be The Same (la versión de estudio, en concierto y solo con guitarra acústica queda sosísima).

    Una que me ha sorprendido en los últimos años y viendo como la tocan en concierto, porque cuando la sacaron en 1992 ya me parecía incluso que tenía una instrumentación anticuada, es Silver Blue.

    Un saludo!

Deja un comentario