Y último día del Primavera Club en Madrid

Y (por fin) último día del agónico y excitante Primavera Club. Para esta ocasión la sala Joy Eslava era el único lugar de celebración y en el que nos debíamos nuestras últimas fuerzas. Último pero no por ellos menos importante, las cuatro bandas también nos resultaban altamente atrayentes.

fIRA fEM son de las banda madrileñas que más ruido han producido durante el presente año. Y su formula es realmente vitamimada, fraguando el tamiz a base de sintetizadores ochentosos muy en la línea de Mendetz, teniendo siempre muy en cuenta barnices de improvisación bastante resultones. Sus coqueteos con la indietrónica islandesa más depurados de sus primeras trazas desaparecen en el directo en pro de una jam sesion colorista y encarnizadamente pensada, compactado el conjunto de una forma deliciosa. Que cuando se deciden a introducir voz se hace evidente su influencia a la nueva ola afrobeat, es algo que deberían de limar, pero igualmente son altamente atractivos.

Braids era un grupo esperado por los buscadores de nuevos talentos indies. Junto a Givers o Pure X son esas bandas indie-rock que intentan dotar de un matiz más alternativo si cabe a sus composiciones. Vemos también que son otra banda con solo un álbum en el mercado, Native Speaker editado en enero de 2011, han estirado con éxito su debut si bien tenemos nuevo single de nombre Peach Wedding. Son jóvenes y músicos y eso en el escenario se notaba. En sus composiciones sobrevuelan las guitarras, buscan el matiz, lo acentúan con la aguda y dulce voz de su cantante y buscan provocar sensaciones pop en sus largos temas. La dulce presencia de Taylor nos encandiló y redondeó uno de los mejores directos del festival, con una apoteosis del público nunca vista en otros conciertos, y es que su último tema Glass Deers sonó espectacularmente bien.

Mazes supuso la vuelta a la raices de la música más cercanas a nuestra fecha y al revival del indie y brit pop calcado del pasado llevado con cierta actitud y cierto paralelismo con su coetaneos Wavves. Su disco A Thousand Heys sonó en concierto directo a sus fans sin sobresaltar a los que no habiamos escuchado a fondo sus discos. Un directo simplemente correcto que no aburrido y carne de cañón para los club indie-rockeros.

Girls repetían en directo, 4 conciertos en 2 días si contamos su actuación en Barcelona. Sin embargo, por lo menos en Madrid, no fueron dos directos calcados si hablamos del orden de los temas. Girls se encargaron de cerrar el festival, y aunque no eran conscientes de ellos, suponía la despedida a 6 días de música y pies y gemelos más duros de los normal. La banda ha tenido bastante revuelo mediático, sobre todo para los amigos del indie más purista de sabor añejo, algo que en directo supieron calcar y alegrar a su séquito de fans. Los microfonos adornados con flores y sus melodías sonando en estado puro en Vomit, Carolina o Laura.

¡Hasta el que viene!

Cicuéndez y Tito Manu

Fotografía: Yeray

Deja un comentario