Real Estate y Beat Connection en El Sol

En la presente edición de Heineken Music Selector debe destacarse el mimo y excelente ojo a la hora de programar a las bandas acompañantes de sus claros cabezas de cartel, tradición nada habitual por grandes promotores. Y Beat Connection es precisamente una de estas perlas americanas escondidas que no pensé poder llegar nunca a ver, debido a la tibia respuesta internacional con que ha sido recogido su primer trabajo en Europa.

El joven dúo de Seattle conforma uno de los nuevos enlaces al entramado colorista y caleidoscópico que sustenta la nueva escena del afropop con tintes caribeños, embutido en poderosas y dinámicas atmósferas de chillwave. Plagados de moduladores, sintetizadores y cajas de ritmos, confeccionan mantras sonoras vitaminadas, cuyo discurso sorprende por no buscar la superficialidad de un género que resulta muy arquetipo, por no buscar sólo una seductora mueca fácil. Exploran en sus propios bosques, reflexionan en senderos instrumentales del synth pop y logran una épica que nada tiene que envidiar a The Sounds Of Arrows. Su con tan sólo su EP Surf Noir, apenas daban tiempo al descanso, sumados a sus torrentes de loops vocales in crecento.

Su sonido refrescante indagaba en los límites de la psicodelia experimental adsequible de Gang Gang Dance, para retroalimentarlo en un viaje psicotrópico entusiasta (sus luces de neón ayudaban a generar el efecto) e rematadamente interesante. Un talento en bruto que dará mucho que hablar. Sus escasos 35 min se hicieron muy cortos. Terminaron con la mejor canción para recordarles, su tema delicioso ‘In The Water’.

Real Estate no se hicieron mucho de rogar. Ni media después, aparecieron en el escenario. Y sus dulces melodías lo-fi encandilaron al aforo. Siempre recordando a la esencia de Clap Your Hands Say Yeah, sus texturas son aterciopeladas, acariciando tiernamente nuestras mejillas. Es inevitable la cotidianeidad que contagian, escenas de vivencias memorables en bobina constante, una banda sonora ideal de cualquier existencia, lo cual es cierto que de seguido pueda dificultar distinguir unas composiciones de otras. Su brillantez consiste en cómo hacen levitar esa sonoridad sureña que penetra en tu cerebro y se adhiere en forma de ciclón indulgentemente cálido que te hace imposible no sonreír de felicidad. Y lo que es hasta empalagoso, que el aforo baile cual animadoras contoneándose.

Que la formación residente en Brooklyn (que casi no entraban juntos en el escenario), pudiese arriesgar más en vivo, que permitiese que sus composiciones manasen en riachuelos de psicodelia amable, sería lo que marcaría que su directo pasase de notable a sobresaliente. Su apuesta sobre seguro es intachable, donde su último trabajo Days fue el mayor protagonista, con temas como ‘It’s Real’ o ‘Easy’, auténticas joyas incontestables de indie pop. No obstante, la posibilidad de innovar en su lenguaje, no parece una de sus convicciones. Disfrutan de su flamante posición acomodada y el público, es feliz con este alegato, de vidriosas y entrañables composiciones, sin furia pero humilde y sincero. Pura esencia americana, con corazón surf y amor por la costa. Suficiente.

Puntuación Beat Connection: 8.5/10

Puntuación Real Estate: 7.2/10

Tito Manu

Fotografías: Heinekenpro.com y Tito Manu

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.