Los mejores clips de 2011 (I)

2011 ha sido el año de la vuelta de grandes nombres del mundo videoclipero que lo habían abandonado por otros menesteres (generalmente cine). Gondry o Jonze, sin firmar obras a la altura de sus grandes clásicos visuales, volvían a reclamar el trono ante nombres que se han asentado como Melina Matsoukas, u otros con escaso  pero impresionante currículum como Megaforce, y clásicos de la altura de Jonas Åkerlund que siguen en la cresta de la ola. En este top se pueden encontrar casi todas las variantes de videocreador posible: elegantes, sencillos, vulgares, excesivos, sutiles. Bienvenidos.

Shabazz PalacesBlack up (Khalil Joseph)

Sub Pop, aparte de interesantes y novedosas propuestas musicales, también  aporta su granito de arena en el campo visual. El riesgo de sus artistas también se contempla en vídeos como éste, un retrato del mundo urbano de los negros norteamericanos intercalado con planos de naturaleza salvaje o animales de lo más sugerentes. Lo que en un principio no puede sonar más mascado, se torna en un imaginario visual de lo más poético con una realización impecable, aportando nuevos usos a recursos que en manos de otros pecarían de manidos.

Lana del Rey Video games (Lana del Rey)

Las imágenes de archivo han protagonizado grandes vídeos este año, pero si nos tenemos que quedar con uno la incombustible Lana nos ha robado el corazón. Y es que la estética es uno de los grandes baluartes de esta chica tan avispada y que tanto da que hablar. La jovialidad y diversión se da la mano con la soledad y el vacio vital que esconden esos apartamentos con piscina de Melrose Avenue donde la clase media ansía vivir el sueño hollywoodiense. Como le sucede al también grande Wonders de The Sound of Arrows, lo más prescindible son las escenas de la cantante. Un pequeño pero a un vídeo que transporta al mundo de los sueños perdidos.

RobynCall your girlfriend (Max Vitali)

En la lista de los mejores vídeos del año nunca puede faltar alguno rodado en plano secuencia. Para muchos la presencia de este vídeo puede parecer injustificada. ‘Si es que no tiene nada’ dirán. Bueno, esto es cuestionable. Ya sólo por la propia actuación de Robyn el clip tiene mucho ganado, pero es que su peculiar manera de bailar, tan freak, es absolutamente deliciosa. A veces parece que hasta se va inventando el baile sobre la marcha. Encantador. El juego de luces es además magnífico, incluso aunque el escenario se trate de una nave industrial. De acuerdo, poco más hay que destacar, pero es que tal sencillez junto a la honestidad de la propuesta y de la propia Robyn simplemente conquista. ¿Para qué más artificios?


 

WoolkidIron (Yoann Lemoine)

Detrás del vídeo se encuentra el propio creador de este proyecto, que comparte su afición por la música con la fotografía. Y eso se nota en una imagen estéticamente perfecta, en pulcro blanco y negro, a cámara lenta, retratando una especie de carrera/batalla donde caben tanto humanos como animales para conseguir unas llaves que quién sabe que abrirán. Grandilocuencia refinada.

Fleet Foxes – The Shrine/An argument (Sean Pecknold)

Los vídeos animados siempre son un habitual dentro del mundillo, aunque claro, la animación es un campo donde caben todo tipo de estéticas y registros, mucho más extremo que el vídeo real, encontrándonos obras maestras, pero sobre todo auténticos despropósitos. El vídeo de Fleet Foxes por suerte es un ejemplo de lo primero, con una animación ancestral totalmente consentida y una selección cromática magistral para ilustrar una historia sencilla pero rebosante de visceralidad. Y todo perfectamente acorde con la esencia de la banda.

RihannaWe found love (Melina Matsoukas)

Ya lo comentamos en su momento, pero nunca está de más recordar la fuerza que puede adquirir un tema después de ver su vídeo. En este caso engrandecía el significado de una lírica y melodía en principio destinada exclusivamente a la pista de baile. más frívola La estética gris de los suburbios ingleses no es  nada nuevo, los montajes caóticos están a la orden del día, la temática de las drogas es un ‘ya ves tú’. Entonces, ¿cuál es la fórmula? Que la canción también retroalimenta al clip, otorgándole de alma y emoción. El feedback es el secreto de los grandes vídeos, y ese es el secreto de Melina. Eso, y ver a Rihanna vomitando papel higiénico de colores.

Duran DuranGirl panic! (Jonas Åkerlund)

El concepto del vídeo es muy ochenta/principios de los noventa, y Duran Duran no son  primerizos en acuñarlo. Sofisticación decadente, desenfreno glamouroso y sobre todo chicas guapas, muy guapas, modelos en la mayoría de los casos. Girl panic lo tiene todo, reclutando a cuatro de las modelos más cotizadas del siglo pasado (y que aún harían palidecer a las actuales). Helena, Naomi, Cindy y Eva, sin ser grandes actrices, se muestras cómodas en su papel de miembros de la banda, viviendo la vida deprisa y sin mirar atrás. Un homenaje a si mismos, a las grandes top, incluso a George Michael. Eso sí, la Christensen está un poco viejuna (el chismorreo le viene que ni pintado al espíritu del vídeo).

 

jarto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.