Pictureplane – Thee Physical

Pictureplane es el personaje tras el cual se esconde Travis Egedy de Denver (Estados Unidos), y al que utiliza para dar rienda suelta a sus locuras musicales, entre las que podemos destacar el emprender una cruzada personal a favor de la vuelta de electro y house noventeros; géneros tan denostados en su momento por la crítica especializada, y que, al parecer, ahora viven un nuevo momento de gloria.

En esta línea, Egedy, que es toda una leyenda en los círculos musicales más alternativos de la primera potencia mundial, lanzó en julio del año pasado Thee Physical, su segundo álbum de estudio. Este disco, pues, no es fácil de escuchar si se está en contra del dance más hortera, o si se tiene cualquier tipo de prejuicios musicales sobre las mezclas de géneros más absurdas e impensables. Para todos los demás, este álbum puede ser una verdadera delicia.

Con momentos en los que invita únicamente al placer terrenal, a bailar sin temor a nada y sin pensar en las consecuencias, valiéndose de elementos tomados descaradamente del dance más comercial, como en Touching Transform, Negative Slave o Breath Work, uno se pregunta porqué Pictureplane no suena más en los clubs. Pero el ambiente festivo no termina aquí. En el álbum nos ha complacido enormemente encontrar un tema que podría haber sido firmado incluso por una boyband, Post Physical, pero con un toque siniestro más propio del witch house (término que el propio Egedy acuñó originalmente).

Una de las joyas de la corona de este álbum es Trancegender (un juego de palabras entre trance, por el género musical y transgender, por transgénero), con nuestra idolatrada Zola Jesus, que vuelve en esta canción a sus orígenes, al sonido en el que se movía como pez en el agua cuando formaba parte de Nika+Rory. Musicalmente, se pasea ampliamente entre el trance al que hace alusión y el post-punk; lo que os comentaba sobre mezclas impensables.

Pero si nos tenemos que quedar con una canción, ésa sería Techno Fetish, que resume en cuatro minutos la esencia misma del álbum: un sonido oscuro, enérgico, hedonista; potenciado por una percusión taladrante y un bridge altamente bailable, difíciles ambos de quitar de la cabeza.

Thee Physical fue producido a medias por el Egedy y Jupiter Keyes, de HEALTH (quienes versionan frecuentemente en directo Goth Star, del primer álbum de Pictureplane), y, aunque quizás haya pasado desapercibido, quienes tengan la suerte de escucharlo, descubrirán un auténtico prodigio de lo que podríamos considerar como el nuevo punk electrónico.

Puntuación: 8.8/10 | Escúchalo: Spotify

AirWalker

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.