Bigger than life: Chris Isaak – Wicked game

En esta locura de semana en la que Lana del Rey, con permiso de Madonna, es la gran protagonista, nunca está demás recordar que la neoyorquina no ha inventado la penicilina. Una de sus grandes influencias, que no parece haber mencionado en entrevista alguna pero que resulta del todo evidente, es el heartbreaker Chris Isaak. El álbum al completo desprende la calurosa, melancólica y sensual luz del Isaak más intimista. Y qué decir de Blue Jeans, una (gran) actualización circa 2011 del gran hit del artista: Wicked game.

El delicado tempo del tema se combina con una producción elegante y  un sentimiento de sensiblidad extrema sin perder ápice de la masculinidad innata de Isaak.  La lírica no cuenta nada que no haya sido plasmado millones de veces, pero aquí lo que prima es la forma y como potencia hasta la temblor de manos el contenido (‘The world was on fire and no one could save me but you’: escalofrío). No hay que dejar de hablar del icónico vídeo playero con Helena Christensen dirigido por el mítico y ya fallecido Herb Ritts (Cherish de Madonna fue la contrapartida jocosa). Aunque para icónica su presencia en la banda sonora de Corazón Salvaje de Lynch. Y además últimamente hemos podido escuchar covers de Chairlift o Washed Out (e incluso él se ha pronunciado sobre el tema). ¿La vuelta del sad core? Esperemos que Chris se vea beneficiado.

jarto

No Responses

Deja un comentario