Pop de no usar y por fin tirar

monica-naranjo

Un reportaje de El Mundo realizado por Pablo Gil ha vuelto a levantar polvareda acerca de la situación actual del pop nacional, en este caso enfocado en el ámbito de la contratación de conciertos, con especial ahínco en los estipulados con ayuntamientos. En realidad hay que especificar un poquito más: únicamente se centran en el pop comercial, preguntando a antiguas glorias como Mónica Naranjo, que alzan su voz en contra de la desaparición de un modelo de negocio que tiene los días contados. Efectivamente, siguen ignorando que a día de hoy venden más entradas Vetusta Morla que toda la antigua troupe del pop. ¿Y por qué la escena indie no se queja? Quizás porque se trate de incansables trabajadores que no cobran una millonada pero sí lo suficiente para vivir holgadamente y seguir trabajando en lo que más le gusta: la música. Otros dirán que forma parte de su actitud de manual (y puede ser), pero ese es otro tema.

‘Lo de cobrar 100.000 euros se ha acabado para siempre, ¡aquello no tenía sentido!’ dice el manager de varias bandas nacionales comerciales. Efectivamente, era una locura porque los ayuntamientos no tienen un duro (aunque la distribución de presupuestos no sea el fuerte de la economía española) y porque artistas de medio pelo se rembolsaban absurdas cantidades de dinero a espuertas. El mundo del espectáculo en general debe de dejar de asumir los contratos millonarios como el pan del día a día ya que al final se trata de un trabajo como otro cualquiera; pero a ver quien es el listo que convence a toda esta panda que vive desde hace años en una burbuja que en realidad estalló hace tiempo. Sí, la autosugestión y autoconvencimiento no ayuda a valorar y diseccionar la realidad. Sin embargo el tortazo ya ha llegado, como comenta Carlos Tarque de M-Clan: ‘La música española ha bajado a la realidad, muchos grupos nos hemos equivocado creyéndonos la hostia por el éxito. Aquello era un espejismo, como todo lo que se alimentó de la burbuja inmobiliaria’. Al menos en su caso se lo toma con dignidad y raciocinio. ‘Es una putada, pero es lo que hay y parte de la culpa la tenemos nosotros’ podría venir a decir. Y por descontado, hay que adaptarse a los nuevos tiempos.

Enlazando temas, además de la escasez monetaria, ¿no tendrá que ver la hartura de un buen número de gente respecto a la explotación de la misma fórmula musical año tras año? Porque una cosa es que descarguen ilegalmente material y otra que tengan el ímpetu de asistir a sus conciertos. Si no lo tienen es porque, sí, les puede hacer un gracia un single, pero frena. Y el auge de las bandas del corte Vetusta, Lori o Lesbian, que tampoco se alejan del concepto comercial pero que aportan lo suficiente para diferenciarse, ha influido en la desbandada de mucho público de las garras de artistas que maltratan insistentemente la música nacional.

Se trataba de un modelo insostenible, que con su desmantelamiento  implicará la limpieza de mucha morralla que no ayuda a un panorama comercial desalentador. ¿Llegará un día que se tenga en cuenta a muchas bandas que marcarán el futuro de nuestra música? Fantástico que tengas en cuenta a la Naranjo, pero la crisis musical también afecta a otros tipos de músicos. ¿No les interesa a los grandes medios mostrar como se lo montan bandas más pequeñas para seguir tirando sin gimotear como párvulos? Eso es porque al final la dominación de los ‘grandes’ artistas sigue vigente.

La situación de los artistas  pop españoles es como el final de Thelma & Louise: ir derechitos al barranco convencidos de qué lo que hacen es lo correcto y todos amiguitos hasta la muerte. La diferencia es que lo que en la película era bello y simbólico, aquí es decadente y vergonzante.

jarto

Comments
  1. Eva

    Desbandada se escribe con b. Al menos pasemos el autocorrector antes de publicar.

    • julian

      Muy constructivo… Gran aporte sobre el artículo.

  2. jarto

    Un lapsus lo tiene cualquiera. Gracias Eva.

  3. Faneca

    La primera frase duele al leerla, y es que una proposición no es lo mismo que un verbo…

    Por lo demás bastante de acuerdo con lo comentado. Yo además me alegro que así sea, una buena limpieza era esencial.

  4. jarto

    Madre, no sé qué me pasa hoy, XD. Pido mil perdones.

Deja un comentario