Grimes – Visions

Grimes es el nombre artístico de Claire Boucher, una canadiense un tanto excéntrica y peculiar; como si Zola Jesus o Fever Ray contasen con cierta chispa bailable (tampoco demasiada) porque equis día decidiesen colaborar juntas con Robyn (el sueño húmedo de más de uno). O más simple, como si Lykke Li se volviese algo más extravagante, experimental y se sumergiese en sonidos sintéticos. Tanto baile de referencias femeninas alternativas puede ayudaros a tener una idea de la obra de esta chica (o liaros más, quién sabe), que en Visions se decanta por un electro-pop oscuro y de corte generalmente minimalista pero atmosférico, con ramalazos witch house o industrial, similar al de sus debuts, Halfaxa y Geidi Primes, ambos de 2011.

La agudeza vocal (literal) podría encasillarla en un único registro, pero por suerte la versatilidad que comprobamos en su debut sigue presente e incluso potenciada, entre la inocencia a la actitud juguetona o delicada e incluso inquietante. La verdad, se agradece una voz tan personal y reconocible. Se puede decir algo similar de la producción, que aunque no sorprende tanto, sí que presenta un sonido  propio, bien hilado y variado dentro de una coherencia, destacando por los muchos elementos que no pasan desapercibidos, especialmente el carácter orgánico de los teclados, como en Oblivion, un apetitoso caramelo electro-pop (el tema más ‘comercial’) o en Genesis, de celebrada alma kraftwerkiana, también presente en las robotizadas voces de Be a body.

La presencia sintética acolcha unas composiciones de corte experimental en la mayoría de ocasiones, pero sin relegar el concepto pop, como en Nightmusic o Circumambient. Skin cuenta con unos interesantes juegos vocales (otro de los puntos fuertes de su impronta) que recuerdan a Enya o Mike Oldfield; porque sí, el álbum también presume de su lado kitsch. Y por su fuera poco, los interludios (hasta cuatro) no molestan en absoluto, sino que enriquecen el resultado final.

Por ahora Visions se ha alzado como uno de los discos del año que acabamos de estrenar. Puede que en diez meses las listas se olviden de ella, pero un servidor seguirá disfrutando de un magnífico trabajo que encandila. Y ojo, huele a grower. A ver que tal se le da el directo. Lo comprobaremos en el Primavera Sound.

Puntuación: 8/10

jarto

Tags:
No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.