Ben Browning – Lover Motion

Un mes atrás nos hicimos eco del anuncio del primer trabajo en solitario del bajista de Cut Copy Ben Browning, en el que por lo visto llevaba trabajando tiempo antes de la puesta de largo de Zonoscope. El primer single que pudimos escuchar de Lover Motion fue I can’t stay, con reminiscencias de su banda madre (recuerda a Take me over), por lo que no fui el único en pensar ‘¿para qué una imitación cuando tenemos el original?’. Y si además el frontman de la banda Dan Whitford participa en labores de producción, apaga y vámonos. Que no cunda el pánico, I can’t stay es el tema donde más asoma la impronta del grupo australiano, y por si fuera poco de manera excepcional e infecciosa. Aunque en el resto de cortes tampoco se desligue totalmente, lo que por supuesto no es para nada criticable (una cosa es fusilar y otra inspirarse).

Night dunes podría formar parte de la tan cacareada (y con razón) banda sonora de Drive si la película se ubicase en un escenario isleño cualquiera, evocando paisajes sonoros nocturnos y sinuosos de gran plasticidad sonora. En Feels like le sale una vena más kitsch en el manejo de teclados, mientras que Mistaken images destaca por un pegadizo bajo y una explosión final sintetizada. EL EP se cierra con Bullet island, que al igual que Night dunes se presenta como un tema instrumental que podría formar parte de una versión renovada de Miami Vice con música de algún Jean Michel Jarre meets Giorgio Moroder de nueva generación.

Browning resume en cinco brillantes ejemplos que puede sobrevivir cómodamente sin la protección de su familia artística (aunque sin desechar su colaboración) y obtener un resultado a la altura. ¿Para cuándo el LP? Vigilaremos sus pasos.

Puntuación: 7,75 | Escúchalo: Soundcloud

jarto

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.