Foxes – Warrior EP

Desde que Foxes salió de la crisálida hemos estado atentos a su evolución y progreso musical. No es para menos, ya que forma parte de una nueva generación de chicas que pueden cambiar el concepto de estrella del pop. Y es que no todo va a ser enseñar tetas y reventar nuestro tímpanos con bases machaconas. Louise Rose, que así la bautizaron sus padres, cuenta con un gran chorro de voz que puede sonar bastante comercial, y sin embargo la producción le acerca a gente como Lykke Li. Además, las letras y melodías, sin abandonar la esencia pop, no caen en lo facilón y predecible. Así lo demostró en aquel doble single que contenía Youth, un himno acerca de la reivindicación de la juventud como forma de vida, no como etapa.

En Warrior EP no encontramos un tema tan noqueante como el mentado, pero podemos seguir disfrutando de un talento que si no triunfa es porque el mundo no quiere (aunque la cosa no va mal encaminada: ha sonado en series como Gossip Girl). La pista homónima tiene un punto Enigma (lo que no es un insulto), sobre todo en la contundencia de las bases, el carácter épico y el empleo de coros, y como en Youth, también se puede encontrar una pincelada tribal. En White coats encontramos de nuevo puntos en común con su hit, especialmente en el grandioso puente instrumental, con una melodía que no pasa desapercibida. Tenemos también una demo de Let go for tonight, bastante Florence, y donde al igual que ella también hace gala de su potencia vocal (a veces en exceso). Una vez más comprobamos el poderío de la chica a la hora de elaborar preciosas y pegadizas armonías. A modo de curiosidad cierra el EP una versión acústica de Warrior, que agrada pero pone de manifiesto que el cuidado sonido es clave en su obra.

Un EP conciso pero altamente adictivo que constata que Youth no fue un golpe de suerte. Vale, ningún tema está a su altura, pero parir himnos no es moco de pavo. Seguro que en un futuro próximo alguno cae, y nosotros estaremos ahí para verlo.

Puntuación: 7,5


jarto

Deja un comentario