Liars – WIXIW

Los americanos Liars destacaron desde antes de 2010, cuando publicaron su última entrega, por ser una banda con dotes de virtuosismo en un estilo más encasillado en el post-punk pero con ciertos toques que enrarecían sus temas y con los que la explosión hacia otros estilos podía ser evidente. Unos raros como The Books o similares de los que por fin tenemos la reinvención que descubrimos con sorpresa en este nuevo álbum. Es más, si Liars telonearan a Radiohead la mezcla sería compacta e uniforme, ya que como estos últimos, Liars vienen del rock y del indie para tratar con el mimo de la electrónica su nuevo punto de vista musical.

WIXIW (pronunciado ‘Wish You’) es un intrincado ejercicio de electrónica sutil, enraizada con su pasado indierock, sobre todo en las vocales, y con una sobresaliente producción. No es de extrañar ya que en el disco ha metido mano Daniel Miller, fundador del sello que lo publica, Mute, y responsable de éxitos de los 80 con Warm Leatherette de The Normal o participante en Depeche Mode y Yazoo.

Su disco comienza con toda una declaración de principios, The exact colour of doubt, muy Tangerine Dream y que nos abre las puertas a la vuelta de los rudimentario y la electrónica básica y tan ochentera que nos gusta tanto. Sin embargo el disco se abre con una paleta de influencias inusitada que va del IDM agazapado de Octagon a la darkwave de No.1 Against the Rush, con unos sintes que iluminan el tema y lo convierten en algo accesible y adictivo. Le siguen A Ring On Every Finger que nos emparenta con un Matthew Dear y nos empuja al baile desde el palco del pop para lanzarnos a la pista de la electrónica lisérgica y orgánica, como ocurre con His and Mine Sensations, un tema que comienza con tintes mínimal para acercanos a un pop para arriesgados en la materia.

También hay temas para la meditación y sosiego que nos devuelven a la cordura como Ill Valley Prodigies o Annual Moon Words, donde deja claro que esto no ha sido una vuelta de tuerca y que siguen con los pies en la tierra, a base de dos áreas de descanso folk y un tanto psycodélica. Y en contraposición Brats, la más rockera del disco, por si quieres pegar unps cuantos saltos.

De esta manera Liars nos desconcierta y nos sorprende en cada tema unificando todo el disco, haciendo un preciso balance entre el lugar que ocupa la electrónica y el indierock que los vio nacer. Es un trabajo frágil pero intenso con buen gusto, meditado, lleno de matices, donde se aprecian las buenas ideas en cada corte, lo que sin duda le llevarán al altar de lo mejor -o más difrutable- de lo que llevamos de año.

Puntuación: 8,5 | Escúchalo: Spotify

Cicuéndez

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.