Top: lo que deberías bailar en el Orgullo pero no (II)

tanlines

Segunda parte de aquellos temas que nuestros pies y cerebros merecen disfrutar en el Orgullo, pero que por desgracia nos quedaremos con las ganas. Si la primera parte te gustó, ésta, esperemos, no te decepcionará.

5. UsherEuphoria

De acuerdo, poligonera hasta la médula, pero We found love hizo que hasta los más indies reconociesen la valía de una buena inyección zapatillera de cuando en cuando. Y aún así, está mejor producida que la mayoría de representantes del dance actual y cuenta con las dosis justas de drama, épica y descontrol; un cóctel irresistible. Y con un Usher en estado de gracia a nivel vocal (vocal y de lo que quiera). También del notable Looking 4 Myself tenemos Numb, más emotiva y elegante.

4. Sébastien TellierCochon ville

El francés debería sonar en las fiestas porque arrastra un estilo setentero entre el funky y el disco muy reivindicable por la comunidad gay, en el vídeo del tema se puede apreciar bastante libertad sexual, y por si fuera poco participó en Eurovisión hace un par de años. Si no son suficientes motivos, que venga Donna Summer y nos lleve consigo. Ah, y en el vídeo aparece una polla-disco. Vedlo y sabréis a lo que nos referimos.

3. TanlinesAll of me

Típico dúo que camina entre la ‘gayez’ y el ‘ungaunguismo’. Ambigüedad misteriosa y atractiva (lo que nos chifla). Dependiendo del tema, pueden tirar hacia un lado u otro (hay ramalazos que recuerdan a Duran Duran, otros a Los Ramones). Nos hemos decantado por All of me ya que aparte de por su condición de temazo, da mucho juego para hacer posturitas y sacar pluma. Y además recuerda a los desaparecidos The Tough Alliance, que mezclaban agresividad con amaneramiento näif.

2. Hot ChipDon’t deny your heart

¿Por qué Hot Chip no es un grupo gay? La realidad es que se asocia al hetero fiestero, pero su evolución en los últimos años se acerca cada vez más al homopúblico, especialmente con In Our Heads, donde hay mucha referencia a los ochenta synth y al house noventero. La mayoría del álbum podría entrar a formar parte de la lista, pero nos quedamos con uno de los temas más buenrollistas del mismo, además del mensaje (el título lo dice todo) y elementos que recuerdan a Pet Shop Boys, Prince y la primera Madonna.

1. MadonnaI’m addicted

A ver, no es por rebozarnos en el tópico de posicionar a la Ciccone en el primer puesto (que también), pero es que resulta inconcebible que la Reina de los maricas sólo se deje ver en forma de singles, y más cuando el par de MDNA no representan lo más destacado del mismo. ¿Es que los gayers no escuchan ni un álbum entero en su vida? ¿Ni de su ama y señora? ¿O los djs no confían en la fidelidad hacia la Reina? Sea lo que sea, comprobarían que hay temazos a la altura del desfase electro de I’m addicted, incluyendo un final apoteósico ideal para restregar cebolleta.

Y ya que antes se ha mencionado a Donna Summer, y aunque en la lista nos hemos centrado en temas del último año, su muerte obliga a un homenaje. I feel love sí o sí, o quemamos las carrozas. Vosotros veréis. Y de Whitney también, venga (lo que es más probable que suceda).

jarto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.