7 claves por las que Cut Your Hair deberían triunfar

Más de un año ha pasado desde que Cut Your Hair se dieron a conocer con timidez y mucha ilusión. Poco a poco su presencia en el mercado nacional ha ido extendiéndose, e incluso algún medio internacional se ha hecho eco del por ahora escaso trabajo del trío barcelonés. No han inventado la penicilina, pero tienen la suficiente entidad para acabar con una reseña en Pitchfork o tocando en los festivales más importantes del mundo como presencia importante. Estas son siete razones por las que su fórmula podría funcionar, especialmente cuando lancen su debut (del que todavía no se sabe nada). En Spotify tenéis el primer EP.

Son guapos y tienen estilo

Algunos los consideran los The Drums nacionales, no sólo porque compartan similitudes musicales, sino porque aparentan ser modelos. Además los rubios de ambas bandas  se parecen. ¿Actitud superficial? Por supuesto, pero no sólo el físico y estética predomina en el mainstream (aunque viendo a Bieber a veces se ponga en duda), y eso lo saben hasta en Pitchfork.

Cantan en inglés

De perogrullo, pero dolorosamente real. Salvo que la producción sobresalga por encima de la letra (El Guincho), el idioma de Shakespeare resulta imprescindible si alguien se quiere comer un colín en el ámbito internacional. Y además, pronuncian bastante bien.

Una estética visual muy cuidada

Tanto el vídeo de Utah in the pictures, como las fotografías de la banda son puro Instagram, y aunque acabemos hasta el gorro que la mitad de nuestros contactos de Facebook suban chorradas, si se emplea con cabeza se pueden conseguir resultados (y sensaciones) que engalanan la música que acompañan.

Huelen a verano

Y todo lo que huela a verano gusta, aunque sea en pleno enero a tres grados bajo cero. Buenrollismo, surf, Vans, besos al atardecer y todos los tópicos que delante de los amigos decimos odiar pero que mataríamos por vivir (o revivir en el caso de los más suertudos).

Melodías y armonías pegadizas y bien hiladas

Destaca la fluidez de las composiciones, como derivan de estrofa a estribillo sin brusquedades, y sobre todo brillando para que los temas no se esfumen de nuestro al cerebro al escucharlos y nos quedemos con ganas de más.

Utah in the pictures es un poco himno

Muy tarareable, con coros que ayudan, una melodía fresca y jovial, un riff de guitarra estremecedor y un lapsus de teclado que aporta variedad e ideal para alzar los brazos.

Suena muy distinto a lo que se hace en España

Lo que no es ni bueno ni malo. Algunos echarán en cara que intentan sonar muy internacionales. No hay duda, pero cada uno ha crecido con equis influencias y ellos han elegido un camino que se desliga totalmente de la música española. Y además, se percibe el mimo puesto en obtener un sonido puede que no muy personal (el surf pop está de moda), pero perfectamente exportable y sobre todo muy cuidado.

jarto

Deja un comentario