Mika – The Origin of Love

Mika lo petó tanto, tanto, tanto con su debut que con un segundo disco tan parecido la posibilidad de éxito se tornaba más complicada. Así fue, que ni las radios le hicieron demasiado caso (no sería por calidad) y este tercer disco ha pasado bastante desapercibido. Muchos han casi despellejado The Origin of Love, y aunque sus predecesores se lo coman con patatas, la tragedia no es para tanto. Y si además lo comparamos con la media de discos comerciales, gana por goleada. Aunque muchos se preguntan si el mercado de Mika sigue siendo éste, o si por el contrario algo más cercano al indie es donde más se identifica. Yo me quedo con la idea de que a día de hoy está en tierra de nadie, por lo que en ocasiones no se satisface ni a unos ni a otros.

Dejando a un lado vicisitudes de esta índole, este tercer largo nos muestra a un Mika más adulto, factor que quizás le reste algo de frescura y desparpajo, lo que no quiere decir que no haya composiciones sólidas. De primeras tenemos el tema que da título al álbum, un bonito medio tiempo emocionante que destaca por un final por todo lo alto. Lo de maduro se traduce en un aura más sosegada, y las baladas toman un importante papel, como Underwater, la atmosférica y adorable Make you happy o Heroes, que podría considerarse el himno de The Origin of Love (el Happy ending de esta ocasión, manteniendo las distancias claro). Pero el libanés siempre se ha caracterizado por su buen hacer en este terreno y ahora tampoco decepciona (aunque la ligeramente reggae Step with me se queda a medio gas).

En el lado más movido, Love when I’m drunk no noquea pero divierte, aunque la verdadera vena petarda viene de la mano del jolgorio de Stardust o el techno-pop de Overrated. Emily es la versión en inglés de Elle me dit, que tenía más encanto en francés (aparte del idioma, la producción), pero sigue siendo la mar de simpaticona. El single Celebrate pone punto y final al álbum de la manera más buenrollista posible, un tema mucho más ‘grower’ de lo que podía anticiparse en verano (tema aparte es la colaboración de Pharrell, sin demasiado sentido). Encontramos también bastante relleno insulso como Lola, Popular o Kids, que no hacen levantar una ceja.

The Origin of Love carece del atrevimiento pop de antaño, y muestra a un Mika más apagado y con menos gancho. Quizás la edad no le siente del todo bien a un artista tan näif, lo que tampoco se traduce en desastre, ya que el álbum resulta entretenido y por momentos apunta alto. No nos salvará la vida, ni el maltrecho mundo del pop, pero seguro que algún tema se convertirá en uno de los preferidos de la temporada de más de uno. Os recordamos que estará de gira por nuestro país, concretamente en Barcelona el 20 de noviembre y el 23 en la capital.

Puntuación: 6/10 | EscúchaloSpotify

jarto

Tags:
Comments
  1. Kurdo

    Creo que había una canción que se llamaba “The origin of love” de John Cameron Mitchell, el de Hedwig and the angry inch, un temazo, por cierto. Supongo que no será el mismo tema.

  2. Jorge García Cores

    No, no será tan sórdida, XD.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.