Crónica de Valle Eléctrico 05

Para los que ya no os acordábais, el pasado 15 de noviembre pudimos ver a otra tanda de buenos talentos en el escenario de Valle Eléctrico capitaneado por el jovencísimo Blood Diamonds y seguido por los no menos talentosos Hundir la Flota y Diminuto Cielo. Y por supuesto los Dj’s SoulFuck, Pau Popof y el residente The Pony.

Hundir la Flota es el proyecto del madrileño Pablo Rodríguez, encargado de toda la aparatología, entiéndase por voz, guitarra, pedales de efecto y cajas de ritmo, sí, todo en la misma persona. El multi-instrumentista electrónico venía a presentarnos su nuevo largo de nombre Aruba. El madrileño se proclama como pequeño abanderado del dream pop español o más bien dicho, de un pop enraizado con la guitarra ligera y cristalina de lo que recordamos de la floreciente época pasada del pop español. Un primer concierto tranquilo y apoyado sobre todo en la guitarra y en los efectos de los pedales que celosamente guardaban la ausencia de cualquier batería. Aruba se dejó escuchar un poco menos electrónico de su disco y menos explosivo de lo que cabía esperar aunque las melodías de ‘El Mundo’ o ‘El sol de Granada’ consiguieron transportarnos a un mundo más cálido.

Para el segundo round y otra vez un chico solo al escenario, venía el canario Diminuto Cielo aunque no sabemos si su nombre proviene de un tema de Corcobado con Manta Ray (divinos 90 españoles una vez más) su nombre resulta sugerente. Esta vez con todo lo electrónico en el asador y cabeza de la Fábrica de Sonidos Hipnóticos, sello de internet que además cumple este año su primer aniversario. Los sonidos de Diminuto Cielo nos remontan a la proto electrónica con una visión más bailable y por momentos a un sonido balearic -¿y por qué no canary?– como en Aveiro (mercado negro) y mucho más bailable y divertido en Diciembre, genuino synthpop patrio. Tras la parada de Madrid su gira finalizó en Berlín, ahí es nada, y por algo será. ¿El final? Unos cuantos de nosotros subidos al escenario tocándole los instrumentos…

Entre español y español asomó el flequillo rosa de Blood Diamonds, cabeza de cartel y momento en el que el Nasti congregó el mayor número de flequillos de la noche. El canadiense, dueño de una imponente figura de 2 x 2 metros, nos hizo liberarnos de la energia sobrante de cada uno de nosotros estaba deseando liberar. Desde 2010 tras un 7” nada sabíamos de este joven de 20 años más que de repente saca temazo con Grimes, hipster indudable y que será fichado próximamente para su debut en 4AD. Era momento de disfrutar de su único concierto en España y de adelantarnos su ansiado debut. El canadiense no defraudó, gracias en buena parte al juego de luces a base de paneles de bombillas pequeñas de colores básicos azul, verde y rojo, que dibujaban formas y parpadeaban al ritmo de la música creando un auténtico estado catatónico ravero. La mezcla de post-dubsetp, house y electrónica alocada nos mantuvo a todos en un constante ir y venir de devaneos de cabeza y gritos por todas las esquinas. Conciertazo y promesa ya presente.

Os esperamos para el 20 de diciembre con nuevos nombres.

Cicuéndez

Fotos: Diego de Medina Pella

Deja un comentario