Grises – No Se Alarme Señora, Soy Soviético

grises

El debut de Grises se hizo un hueco en 2011 entre el indie nacional más accesible, un buen latigazo pop que tomaba además influencias de la temporada, como los ritmos tropicales. Un par de años más tarde publican No Se Alarme Señora, Soy Soviético, donde han definido su propuesta hacia el synth pop de corte épico, en la línea de Dorian. Van camino de convertirse en carne de festival veraniego, lo que para nada resulta desdeñable. Cuando escuchamos Después de todo en diciembre ya nos veíamos vistiendo camiseta y cortos y coreándola cubata mano junto a amigos. Incluso aunque el público objetivo se base en posadolescentes, los veiteañeros e incluso treinteañeros de corte indie seguimos comportándonos como en un capítulo de FoQ, así que de vez en cuando tampoco está de más darle una oportunidad a bandas como Grises.

Su estilo conlleva una actitud sesuda casi nula, lo que a veces se traduce en la búsqueda algo impostada de estribillos pegadizos y letras que de sencillas rozan la simple (demasiado ‘tú lo puedes conseguir, descubre el tigre que hay en ti’), de manera algo más patente que en su debut. Aunque si hay un aspecto problemático, que evidentemente ya se encontraba en su predecesor, ése es la voz de su cantante, que parece que siempre busque el exceso forzado, salvo en algún corte como Otros planetas y el etéreo Los murmullos. Lo que sí resulta realmente admirable y un paso adelante es la cuidada producción, pudiéndose codear con bandas internacionales. Espíritu libre, Espacio y Cactus recuperan de pasada su tropicalismo previo, pero donde realmente se sienten cómodos es en los riffs de sintetizador de Todo irá bien, Después de todo o Wendy. También nos encontramos coros infantiles en Despierto, que chirrían entre subidones y  oh-ohs, convirtiendo el tema en una parodia entre Arcade Fire y The Sound of Arrows.

Salvo este lapsus, y a pesar de los ‘peros’ del anterior párrafo, sucede que al final el resultado satisface a pesar de la mentada irregularidad, lo que recuerda a Kiss de Carly Rae Jepsen: no supone la panacea pero engancha cosa mala. Por ello no hay que ningunear este chute de buen rollo, que buena falta nos hace últimamente. Y además nos olemos que en directo vamos a salir bien parados (estarán de gira a partir de marzo y además forman parte del cartel de SOS 4.8).

Puntuación: 6,75/10 | EscúchaloSpotify

jarto

Share

No Responses

Deja un comentario