Young Dreams – Between Places

youngdreams_portada

Los que siempre hagan referencia a lo sorprendente del sonido alegre creado por los fríos países nórdicos ya pueden cambiar su fallido argumento. No resulta para nada sorprendente, en Noruega también conocen la felicidad y el estado de optimismo exagerado, la banda sonora y el musical. Young Dreams son un producto extraño entre la etiqueta indie. Reino Unido mira a la new wave y la escena mod y los noruegos dan forma a su propuesta indie con su matiz folk característico, pero con un sorprendente toque diferente. El compendio de Between Places baila entre inusitados subidones a lo musical de Broadway, instrumentación orquestal, melodías naif en una mezcla entre Vampire Weekend, Architecture in Helsinki (comparten sello Modular con ellos) y lo que podría haber supuesto una de las evoluciones de Animal Collective.

En 2012 ya publicó el single Fog of War, con remezclas de grandes nombres del año pasado como Baio, Korallreven y Lemonade pero hasta ahí toda su cosecha. Este tema también se incluye en éste Between Places, además de dos cortes de 2011, Young dreams y Dream alone, wake together, que todavía sobreviven frescos.

El resto de temas son de un exaltado folk, como en la primera Footprints, que tiene el peligro de pecar en el haber llovido sobre mojado pero que aguanta el tipo, y más en concreto de First Day of Something (con sorprendente vídeo) enfocado al folk de buen rollito, son ejemplos de que la banda ha estado a punto de caer en la trampa de dejarse llevar por lo machacado del estilo. Sin embargo y por suerte en el resto de temas Young Dreams deja mostrar el saber moverse por los terrenos movedizos del folk bailongo y el indie fácil gracias al uso de la electrónica en el momento oportuno, y sobre todo esos toques de musical e melodías inocentes que chisporrotean entre Wounded hears together. Parte también los hay en los 10 minutos de The girls that taught me To drink and fight, en donde se mezclan la banda sonora, el post-indie-rock y el folk y en Thorugh The Turstiles.

Todavía es bueno saber que el indie también sorprende y que no simplemente es una materia muy bien moldeada por una buena producción. Young Dreams al menos deja en los oídos la sensación que tras nueve temas el tiempo trascurrido ha sido mágico, fresco y hasta divertido; y eso, tiene mucho mérito.


Puntuación: 7,8 / 10 | Escúchalo: Spotify

Cicuéndez

Deja un comentario