Top 10: los temazos de Beyoncé

beyonce

Supuestamente Beyoncé tiene nuevo disco a punto de caramelo, pero si está en cinta como apuntan los rumores no está muy claro cómo se lo va a montar. El caso es que pase lo que pase hoy ha estrenado un tema de lo más aparente producido por Timbaland (está en racha el hombretón) titulado Grown woman, que a pesar de lo aburrido del nombre, los ritmos tropicales y calentorros no aburren para nada. Todavía desconocemos la fecha de salida del disco, pero queremos celebrar su regreso con un top de sus mejores temas, que son muchos, dejando algunos fuera de lista, obviando colaboraciones (Telephone por ejemplo) o sus clásicos junto a Destiny’s Child (entonces hablaríamos de un top 20 como poco).

10. Ring the alarm (B’Day, 2006)

La época B’Day resultó un tanto descafeinada, pero el disco tenía sus momentos. Aquí se volvía histérica en una canción que hay que intepretarla de mala leche y rompiendo algo de mobiliario si es posible. La alarma ya lo deja claro: el que se ponga en su camino sufrirá las consecuencias de dejar a alguien como Beyoncé. Esperemos que Jay-Z no tenga la feliz idea de romper (lo dudamos si nos ceñimos al nivel de belleza), porque con el genio que debe gastar la moza le deja la cara echa un cuadro (más todavía).

9. Sweet dreams (I Am Sasha… Fierce, 2008)

La canción tampoco es que resulte la panacea, pero tiene dos aspectos a destacar. De primeras la producción, bastante más modernita de lo acostumbrado en su carrera (tampoco un exceso, un par de sintes, algún arreglo y a correr). Por otro lado tenemos un estribillo de los que te sorprenden con una segunda parte cuando crees que lo has dado todo en la primera. Pues no bonita, ahora es cuando tienes que desmelenarte hasta quedarte muda y coja. Evitad el vídeo: un horror hasta visto desde un prisma kitsch.

8. I was here (4, 2011)

Aunque se publicó como single, casi todos los cortes del álbum lo fueron y en consecuencia nadie se enteró (tampoco gozó de vídeo). Una pena, porque aparte de una melodía no muy compleja pero 100% efectiva, la letra emocionaba: todos queremos que nuestro paso por la vida no sea efímero y que se acuerden de nosotros. Eso sí, aplicarlo al caso de Beyoncé resulta inquietante, ya que además del típico egocentrismo mediático a lo diva, tiene archivada TODA imagen suya y graba en vídeo casi toda su vida…

7. Irreplaceable (B’Day, 2006)

Hubo una época donde todos los medios tiempos r&b eran clónicos e infumables (sí, medios tiempos: si casi se puede hacer break dance no hablamos de una balada). La producción de este ejemplo tampoco se rebelaba contra esta moda que gracias a Dios terminó, pero la melodía no tiene desperdicio y el “to the left, to the left” resulta ideal para replicar el gesto en plan Mashonda. Y además le salvó el culo a B’Day (y quién sabe si también a su carrera), disco que iba a pasar sin pena ni gloria.

6. Naughty girl (Dangerously in Love, 2003)

Primero: recupera el Love to love you baby de la gran Donna Summer. Segundo: demuestra que la chica puede desprender sensualidad sin resultar vulgar, pero a su vez la canción también da para arrimar cachete con cachete y lo que haga falta. Tercero: cuenta con el chulazo de Usher para el vídeo y solo le utiliza de eso, de chulazo, ni una nota entona, porque nadie le quita protagonismo a Sasha (le debió costar horrores quedar en segundo plano en Telephone).

5. End of time (4, 2011)

Diplo haciendo de las suyas e invocando los ritmos tropicales más exuberantes en una de esas maravillosas canciones donde no sabes cuando empieza y acaba el estribillo. “Nunca te dejaré ir” grita (con mirada de tigre y el dedo señalando), y posiblemente te lo haga firmar y si lo incumples morirás devorado por una bestia inmunda. Sin embargo, si todos los días de tu vida te canta trallazos como este, amor eterno le juras. Otro single de la metralleta de 4 que no tuvo promo ni vídeo ni nada. Una pena.

4. Run the world (4, 2011)

Disponiendo del sample de Pon de floor de Major Lazer tienes que ser la más boba del lugar para perpetrar un mojón. Por suerte Beyoncé y/o su equipo no lo son, y aunque la canción tampoco reventó las listas, nadie duda de su poder sobre la pista, aunque al intentar imitar el baile del vídeo acabes hospitalizado. Por si fuera poco demostró que ella va a su aire, que el dance chusco se lo pueden meter por ahí y que las producciones más o menos originales también pueden llegar al mainstream. También porque ella se lo puede permitir.

3. Countdown (4, 2011)

Su single más desaprovechado; es lo que tiene publicar uno cada dos semanas sin darles la más mínima oportunidad. Al menos las listas del año dieron buena cuenta de él. Repercusión aparte, no hay quien se resista de su rollo retro, la cuenta atrás, el alocado ritmo, la caótica melodía, el vídeo que fusila todo, etc. Una Beyoncé juguetona y pícara en una producción que aúna tradición y modernidad. Y mientras el resto de petardas perdiendo el culo para que Guetta y sucedáneos les produzcan.

2. Crazy in love (Dangerously in Love, 2003)

Casi se posiciona en tercer lugar, pero este fin de semana en Valle Eléctrico redescubrí su poderío. Y es que todos acabamos un poco hartos del tema, pero por otra parte siempre hemos sabido que estábamos ante lo mejor de la década pasada a todos los niveles. Explotaba las trompetas de The Chi-Lites hasta el infinito (lo que le gusta a los negros un buen sample), lo que resultó una estrategia la mar de acertada, pero la interpretación de la chica también estaba sobrada, y el puente final convencía al iluso que todavía se resistiese. Enorme r&b, o mejor dicho, enorme pop.

1. Halo (I Am Sasha… Fierce, 2008)

Algunos querrán despeñarme, ¿pero cuántas baladas emotivas, de las de toda la vida, vivimos durante la década pasada? Vale, sí, pero Bleeding love era un bote de valeriana y Leona es un muermo. La chica recuperó la grandeza del concepto con una producción elegante y chispas contemporáneas, una melodía de lo más emocionante y una letra que no provocaba vergüenza ajena, en un conjunto que ponía y pone los pelos de punta. Ideal para karaoke si eres de los que arriesgan, aunque la mayoría se desgañitará en soledad en sus habitaciones. El vídeo además está muy bien rodado, es sencillo y ella sale de lo más natural (ir como un travesti no le favorece).

jarto

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.