Autre Ne Veut – Anxiety

autre_ne_veut

La nueva ola r&b se mantiene implacable, arrasando con la mediocridad más trasnochada de un género que estaba de capa caída. Nuevos artistas se alistan a la renovación, que no muestra síntomas de agotamiento, todo lo contrario, y a la que aún le queda mucho que decir. Autre Ne Veut quizás no llegó en el momento adecuado con su notable debut en 2010 (una injusticia, pero así funcionan los ciclos), pero 2013 es su año. Con Anxiety se ha ganado el cielo, y crítica y parte del público se derriten ante los encantos de esta magnífica obra. Nosotros también, por supuesto. Y los festivales más importantes no dudan en hacerle un hueco: la semana pasada en Sónar y esta en el Día de la Música. Ahora solo quedaría que la masa descubriese su talento y potencial, perfectamente accesible para las listas. Pero muy guapo no es, y a día de hoy los blancos haciendo r&b, salvo que te llames Justin Timberlake, no suelen colar. Ellos sabrán. Si con la apertura del disco, la enorme Play by play, no acaban rendidos a sus pies, que se dediquen a otros menesteres, que la música no es lo suyo.

Lo que primero llama la atención es una sofisticada producción que lleva al r&b a exquisitos terrenos synth pop donde el romanticismo, como era de esperar, acapara gran parte del protagonismo lírico. También se puede encontrar cierto condimento sexual en algún corte, aunque de manera bastante comedida (no es Miguel, menos The Weeknd). Así de primeras puede sonar apetecible pero poco novedoso, pensará alguno. Y es que Arthur Ashin no pretende revolucionar el género más allá que sus coetáneos, solo poner de manifiesto su poderío artístico, y ya de paso, aunque de manera inconsciente, aportar su granito para que la mentada renovación siga su curso. No se atisba la mínima pizca de pretenciosidad en el conjunto, únicamente tremendas ganas de hacer disfrutar gracias a estas 10 estupendas canciones (sí, 10, ya podían aprender algunos que incluyen 15 cortes y ediciones especiales con 5 bonus tracks). Y es complicado elegir favorita. El in crescendo de Play by play, a la emoción vulnerable de Gonna die, las dos caras de World war (destacando el aire noventero de la segunda), el tratamiento de voz y electrónico de la breve pero intensa Promises, el elegante flow bailable de I wanna dance with somebody (nada que ver con Whitney), etc. Todo oro.

Un pack de lujo por el que muchos de los artistas que trufan el Billboard 100 venderían su Porsche al diablo. Anxiety invoca a clásicos como Prince o George Michael, pero suena a presente y a futuro del género, sin hacer ascos al pop (se declara fan de Katy Perry), en un conjunto que destaca por su perfecto equilibrio entre solidez y heterogeneidad (se agradece el esfuerzo extra en el diseño de producción). Justin, tú estarás más bueno, pero a pesar de la grandeza de tu disco, te han adelantado.

Puntuación: 8,5 I Escúchalo: Spotify

jarto

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.