Shout Out Louds – Optica

shout_out_louds_optica

Los suecos no han inventado nada, a lo sumo pulen y sacan brillo de fórmulas ya conocidas. Eso es así, y escuchando proyectos en la onda de The Mary Onettes o Shout Out Louds, que fusilan varias bandas de renombre, especialmente de los ochenta, a nadie le debería quedar atisbo de duda. No obstante, aunque sus discos se podrían calificar como refritos, su inigualable carisma pop puede otorgar valía a cualquier corta y pega. En Optica la estrategia sigue activa, y esta vez incluso hay hueco para lo kitsch, con el homenaje en Illusions de Just an illusion de Fantasy (muy acertado, por cierto). También se percibe cierta renovación sonora, algo más pop, sofisticada, y lo más importante, menos deudora de sus consabidas influencias. Eso sí, la voz de Adam no ha perdido su “toque” Robert Smith, aunque algo más relajado, e incluso en la deliciosa Blue ice tiene un deje a Matt Berninger de The National.

Aparte de ambos singles, de lo mejor del álbum, tenemos bastante magro aprovechable. 14th of July, una de sus mejores canciones, destaca por la brizna balearic y un doble estribillo memorable, además de una lírica escapista, pero sin drama, todo alegría. Los teclados, mucho más evidente en este disco, alcanzan su cenit en la extensa Glasgow, que a pesar de los casi 7 minutos no carga en absoluto, con un final instrumental que bien podría considerarse el interludio del álbum. Bebban, la chica, toma las riendas en la oscura Hermila, demostrando que su delicada voz debería obtener mayor peso vocal en la banda. La simpatía de Walking in your footsteeps conquista, especialmente gracias a la pizpireta flauta que también aparece en Burn, muy 60’s esta última, y el tenue tropicalismo bailable de Chasing the sinking sun (que podían haber llevado más lejos, la verdad) apetece en cualquier fiesta. Sí, no faltan los temas reguleros, pero tampoco ensombrecen el conjunto.

Quizás el único problema de este tipo de bandas es que calen verdaderamente cuando eres joven e inexperto, y años después, cuando publican un nuevo disco y las canas empiezan a aparecer, no los recibimos con el mismo cariño. Eso sí, resulta curioso como nos aferramos a las nuevas bandas de tono descaradamente joven. Entonces el problema está en la cierta banalidad de su propuesta, con un encanto que no dura más que un par de discos. En Optica Shout Out Louds han intentando salirse por la tangente y no repetir los errores de su tercer disco, demasiado deudor de los dos anteriores pero mucho menos efectivo. No se van a quitar de encima cierto aura de haber vivido ya su momento de gloria, pero el esfuerzo queda patente en el resultado, y quien les pille de nuevas disfrutará aún más. Por cierto, la banda actuará el día 10 en la sala Apolo de Barcelona, 11 en la sala But de Madrid y 12 en el Escenario Santander.

Puntuación: 7 I Escúchalo: Spotify

jarto

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.