Antenas Hacia el Cielo – Antenas Hacia el Cielo

antenas_hacia_el_cielo_debut

Tras la disolución de Nadadora muchas lágrimas se vertieron y muchos corazones se rompieron. Y es que, a pesar de no formar parte del indie vox populi de nuestro país, se trataba de una banda muy querida, aquellas con las que no hace falta conocer toda su discografía para tenerles una simpatía especial. Por suerte esta luz no se ha apagado del todo, ya que dos de sus miembros, Gonzalo y Dani, han continuado con un proyecto que nació hace unos años bautizado como Antenas Hacia el Cielo, inspirado en El Cielo de las Antenas, una maqueta de Nadadora.  En su momento primaba más su ex banda, tanto que incluso algunos temas acabaron en el repertorio de esta previo pulido, por lo que lo tenían algo aparcado; pero ahora por fin se han podido centrar en el debut, que además ya está disponible y por si fuera poco para descargar de manera gratuita a través de su Bandcamp. Todo un detalle con los tiempos que corren.

Desde la primera escucha se perciben ecos de la antigua formación en cierto aire etereo y ensoñador del tono, además de la interpretación y el tratamiento de las voces, e incluso a nivel melódico por momentos. Sin embargo también fijan su mirada hacia la new-wave con Joy Division y New Order a la cabeza. “Otra vez”, dirán algunos; pues sí, otra vez, y las que sean (es lo que tiene ser uno de los mayores referentes de la música moderna). Originalidad no demasiada, lo que no es sinónimo de ausencia de chispa y buen hacer. Así que no, tampoco es que suenen a refrito barato y déjà vu eterno. Por ello, entre la oscuridad de JD (El jardín o Una fiesta cualquiera) y la luminosidad de NO (Adorable o Salvajes), los ocho temas componen un sólido lanzamiento que desde la inquietante introducción capta la atención de los tímpanos más cercanos. Ramalazos de synth punk, indie electronica, showgaze o pop industrial que otorgan heterogeneidad al conjunto pero sin dañar la cohesión del mismo.

Quizás a algunos no les sirva a modo de remplazo de Nadadora, tampoco parece que fuese su cometido ocupar su papel, pero seguro que a muchos les sirve para mitigar la pena. Porque aunque no se hayan desligado de su pasado, lo que por una parte lo aplaudimos, Gonzalo y Dani han querido disfrutar de esta nueva etapa, por una parte triste y por otra llena de ilusión, dure lo que dure. Que puede que solo se trate de una asignatura pendiente que finalmente han podido llevar acabo (y con nota), pero no pase de una maravillosa pero efímera experiencia. O quién sabe si hay futuro para esta “nueva” formación. Pase lo que pase nos han hecho recordar a una gran banda sin tirar del recursos facilones (melancolía de saldo le suelen llamar), en un ejercicio genuino y que se sostiene por sí mismo. Bien hecho.

Puntuación: 8 / Escúchalo: Bandcamp

No Responses

Deja un comentario