En el punto de mira: Movement

movement

Debo confesar que moría de ganas de hacer esta reseña. Entre todo lo que he escuchado durante el año, y no es por sonar convencional, esto es de lo que más me ha gustado de entre tantas y tantas canciones reproducidas en mi iPod, quizá la haya colocado un par de veces –muchas– en mis setlist; y es que, esta banda me hace sentir  algo así como un “mind fuck” de los buenos, si es que eso existe.

De los muchos buenos grupos que la muy lejana Australia ha producido últimamente, MOVEMENT es la sorpresa del año. Ritmos hipnóticos, sonidos irrepetibles, texturas sedosas, lleno de tonalidades nostálgicas, arreglos prístinos y evocaciones atemporales. En resumen, house pop perfecto hasta el más mínimo detalle.

Quizá no te suene tan familiar aún el nombre y no es una razón para sentirte orgulloso, porque desde hace aproximadamente seis meses, Jesse James Ward, Lewis Wade y Sean Walker han hecho de su música un escenario inerte, un constante sube y baja en cada single que te hace permanecer escuchando sin deseos de dejar de hacerlo y el cual te convierte en presa fácil dentro de todo su universo.

Es aventurado aún decirlo, pero si en este momento me pidieran enlistar las mejores diez canciones del año, “Us” sería el número 1, quizá pueda cambiar de opinión, pero el hecho es que MOVEMENT, sabe hacer música que destaca de lo convencional.

Andrés Feria

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.