Top 10: las mejores canciones de The Rapture

the_rapture

Como ya sabréis (o no), The Rapture se han separado sin un comunicado rimbombante o similar, todo muy de tapadillo y sin que nadie se lo esperase. Una pena ya que, aunque no se tratase de una banda esencial de la historia reciente de la música, sí que nos hizo disfrutar como enanos gracias a su estilo generalmente desenfadado y que por ello quizás no les valió mejores críticas. Pero desde aquí siempre les tendremos en nuestro corazón y por ello les dedicamos este pequeño homenaje. Si nos leéis chicos, que lo dudamos, mucha suerte en vuestro nuevo periplo profesional.

10. Sail away (In the Grace of Your Love, 2012)

El tema que abría el que será posiblemente su último disco (salvo futura reunión) representaba una vena más madura de su música, que por contra de lo que se puede esperar de este tipo de casos no aburría en absoluto. Pavimentada en una melodía sencilla y lineal, sabían apañárselas para perpetrar un intenso tema a partir de un recurso minimizado, lo que no está al alcance de todo el mundo. En realidad se trata de una cualidad por la que siempre han destacado.

9. Love is all (Echoes, 2003)

También hay sitio para temas más sosegados en la lista, y no será el único, por lo que, aunque la mayoría les conozcan por sus temas más up-tempo, la banda también nos ha regalado grandes momentos para disfrutar sin torcerse el tobillo. El título deja bien clarito el leit motiv, y es que aunque un poco golfos (que de madre ha sonado eso) al final son unos románticos, a su manera eso sí. Y durante un rato, que no todo va a ser pasteleo.

8. Whoo! Alright – Yeah… uh huh (Pieces of People We Love, 2006)

Un título absurdo para una canción que no dispone de un estribillo claro ni falta que le hace (más bien el estribillo parece el puente) y que se dispara a partir de una segunda mitad más descontrolada (justo cuando dice “todo el mundo quieto de brazos cruzados”), en la línea de sus primeros años, en un tema más emparentado con el primer disco que con el segundo. Un single arriesgado que triunfó más que otro mucho más evidente y pegadizo como Get myself into it.

7. Echoes (Echoes, 2003)

La cabecera de Misfits dio empuje al tema unos cuantos años después, pero la gracia del mismo siempre estuvo ahí. Aunque el número uno de la lista supone el súmmun de su política de desfase tanto en el club como en sus directos, este quizás lleve la urgencia punk de sus inicios (que plasmaron en un par de curiosos EPs ) hasta un nuevo nivel, quizás menos fresco pero más pulido dentro de la propia esencia del género.

6. I need your love (Echoes, 2003)

En su debut real empezaban a coquetear con los recursos electrónicos, en el cual no se olvidaban de su toque punk. Sin embargo al fin y al cabo la pista de baile en el sentido más petardo mandaba y las guitarras cedían paso a teclados parcos pero precisos en su cometido, especialmente en este tema. En realidad se trata de la mejor manera de aplicar la electrónica a un concepto punk: cero sofisticación y modernez y yendo al meollo sin vacilaciones.

5. Children (In the Grace of Your Love, 2012)

Uno de los estribillos más evidentes y sencillos de su carrera se saldó con un gran tema que vuelve a demostrar que madurar artísticamente no es sinónimo de aburrir a las ovejas. A pesar de que el tono del conjunto parece que diga otra cosa, la lírica habla sobre la pérdida de un hijo, de su vulnerabilidad que en realidad es también la de sus padres y la de todos como seres humanos. Y nosotros mientras bailando como si nada.

4. Live in sunshine (Pieces of People We Love, 2006)

De nuevo otra demostración de su poderío para los más sosegados, añadiendo cierta psicodelia para cerrar su disco de 2006. Dejando a un lado su faceta más gamberra, que predomina en buena parte de su obra, optan por la letra un tanto Fireworks en su primera parte, para encandilar en la estrofa final, por lo que cualquier mensaje manido del comienzo queda rebasado por el sentimiento que predomina durante los casi cuatro minutos.

3. First gear (Pieces of People We Love, 2006)

El disco, como bien indicaba el título, tomaba influencias de sus artistas favoritos, entre ellos su compañero (y jefe) de sello James Murphy y su mítica banda LCD Soundsystem (aunque este disco fue publicado en otro). En general el sonido de The rapture siempre ha resultado muy DFA, pero en este tema la manera de entender punk y electrónica se podía considerar directamente una reverencia, hasta en la manera de cantar de Murphy (ese “yeah” es muy, sí, Yeah). El homenaje les salió chapó.

2. How deep is you love? (In the Grace of Your Love, 2012)

Lo preguntaban a modo de Bee Gees, tantas veces que acabamos un poco hasta el gorro (más por lo pesados que son algunos djs que porque repita la frase tropecientas veces en la canción). Pero obviando la excesiva exposición, no se le puede poner pegas un tema que supuso un importante comeback tras seis años sin disco. Mucho tiempo que puede suponer una lápida para una banda, pero que si les devolvió a la actualidad de manera tan fulgurante será porque este primer single era la monda.

1. House of jelous lovers (Echoes, 2003)

Ocupa merecidamente el número uno porque incluso aunque no se tratase de tu canción favorita de la banda, si posteriormente has asistido a alguno de sus conciertos sabes que su interpretación sobre el escenario se traduce en el desparrame por antonomasia en el foso, donde los codazos, pisotones y cabezazos están a la orden del día. No hay otra manera de vivirla, dar botes no es válido, aunque si no lo disfrutaste en su momento el tren ya pasó, ¿para siempre?

No Responses

Deja un comentario