En el punto de mira: Ryn Weaver

Ryn Weaver

De momento, no hay demasiada información disponible en la red sobre la enigmática Ryn Weaver, una cantautora con residencia oficial entre Nueva York y Los Ángeles que con solo un single ha logrado más de medio millón de escuchas en SoundCloud, además de haber alcanzado el primer lugar en el top de artistas emergentes de Billboard, posición que ocupa actualmente.

Lo de Weaver podría calificarse perfectamente de éxito meteórico, aunque OctaHate, su primer single lanzado el pasado 24 de junio, cuenta con una baza nada despreciable: ha sido producida por un equipo de lujo en el que han participado Charli XCX (suyos son los bombazos I Love It o Fancy), Michael Angelakos de Passion Pit, el noruego Cashmere Cat o Benny Blanco (productor de TiK ToK de la artista antes conocida como Ke$ha, California Gurls de Katy Perry, Diamonds de Rihanna o Moves Like Jagger de Maroon 5, para que os vayáis haciendo una idea). Con padrinos así, era muy difícil (si acaso imposible) no conseguir algo de notoriedad, aunque sea mínima.

Aunque todos los indicios apuntan a que Weaver no es más que un producto orquestado por alguna gran discográfica de oscuras intenciones, la norteamericana asegura que el haber podido contar con la colaboración de nombres tan grandes se debe más bien a haber trabajado muy duro, y sí, haberse encontrado en el tiempo y el lugar correcto:

“Jeje habría estado genial tener algo de dinero de algún sello discográfico importante. De hecho, conocí a Benny [Blanco] en una fiesta hace un año y le enseñé mi SoundCloud… Él ya había estado trabajando un poco con Cashmere Cat… y le enseñó a Michael [Angelakos] algo de mi música que yo había producido y escrito por mi cuenta… y todos simplemente empezamos a hacer algo de música. Actually, i met benny at a party a year back and showed him my sound cloud… he had already been working with cashmere cat a bit… and he showed michael some of my music that I had produced and written on my own… and we all kinda just started to make some music. He firmado con Friends Keep Secrets… y [es] indie. Esto es, de hecho, un proyecto apasionante para ellos, pero es mi visión. […] xx”

OctaHate no solamente ha tenido muy buena acogida entre el público, sino que ha cosechado muy buenas críticas de otros artistas que podríamos considerar ya grandes de la industria, como Jessie Ware, que le dedicaba palabras de afecto en un tweet.

Sea un hit premeditado o fruto del trabajo duro y las buenas compañías, lo cierto es que OctaHate consigue hipnotizar gracias a una fórmula pop con arreglos electrónicos un tanto naïf que bebe sobre todo del sonido de Passion Pit (del que Angelakos es el principal artífice), aunque es innegable la mano de la “niña prodigio” Charli XCX, experta en transformar en un éxito todo lo que toca. Benny Blanco, independientemente del nivel de implicación que haya tenido en el proyecto, ocupa orgulloso el papel de padrino y descubridor, como buen cazahits que es. De hecho, ha sido través de su sello Friends Keep Secrets que ha visto la luz este primer adelanto que únicamente el tiempo dirá si se queda en flor de un día.

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.