Crónica Paredes de Coura 2014: miércoles

El pasado jueves, arrancaba en la localidad norportuguesa de Paredes de Coura la edición número 22 del festival que lleva toma su nombre del pequeño pueblo de poco más de 1.500 habitantes en el que se celebra, y al que transforma durante la semana en que es invadido por hordas de visitantes, nacionales y extranjeros (sobre todo de la muy vecina Galicia), que llegan cada año en busca de buena música en uno de los parajes más idílicos para estos menesteres: la Praia Fluvial do Taboão, una playa fluvial con un anfiteatro natural que es bien aprovechado por la organización del festival.

Precisamente en el escenario principal, el Vodafone, ubicado en el mencionado anfiteatro, tendría lugar la casi totalidad de la programación del festival el primer día. Como la rapera portuense Capicua, que congregó a un importante número de compatriotas, a pesar de ser la primera artista en actuar en esta edición.

Cage the ElephantLos norteamericanos Cage the Elephant, sin embargo, se podría decir que eran uno de los principales reclamos del primer día del festival. Y también una de las principales sorpresas. No pocos nos pusimos a bailar, gritar y cantar sin apenas conocer las canciones del quinteto liderado por los hermanos Matt y Brad Shultz. Difícil era no conocer Seven Nation Army, versión de los White Stripes que Cage the Elephant hicieron suya… y de todos los presentes. ¿Himno de festivales? Hace un par de lustros que quedó claro que lo era.

A los Shultz y compañía no les hacía falta meterse al público en el bolsillo de esa forma; ya se lo habían ganado con la mayoría de temas de sus tres álbumes de estudio (el último de ellos, Melophobia, de 2013), que ganan presencia en directo. El que Matt se haya quitado la camisa y haya hecho crowd surfing desde luego que también ayuda.

Janelle MonáeJanelle Monáe fue llamada al escenario por un maestro de ceremonias con gran expectativa, ante un público sediento de marcha. Era el primer día, y se notaba que la energía y vitalidad no eran aún bienes escasos. A priori, la “androide” (como a la propia Monáe le gusta denominarse) era perfecta para este cometido, pero por alguna extraña razón el show resultaba demasiado estudiado y perfecto. Sí, a Janelle la empujaron al escenario en una camisa de fuerza, pero su locura resultaba milimetrada y poco espontánea. Como una animadora de cruceros.

Difícil es, de todas formas, no bailar Electric Lady, Tightrope o alguna de las canciones que la norteamericana toca en esta gira en la que también versiona la mítica I Feel Good de James Brown, cosa que no olvidó hacer en Paredes de Coura. Tampoco olvidó apelar a la igualdad, el respeto y la libertad, cosa que se agradece viniendo de una estrella mundial como Monáe.

Cut CopyCut/Copy, que a última hora habían confirmado un dj set para terminar esta primera jornada, sí que pusieron a bailar a propios y extraños, con algunas concesiones a la presencia española -como os decía antes, muy importante- como It’s All Over de Pional. Lo cierto es que los australianos no defraudan en ninguna de sus facetas, y saben mejor que nadie cómo dirigir una fiesta, aunque sea en el escenario pequeño.

Fotos de Hugo Lima y Rita Carmo.

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.