Especial reseñas: discos que se iban a quedar en el tintero (II)

discos-2014-2

Así, a última hora, hemos decidido dar la oportunidad a otros diez discos para que entren en liza en la dura batalla por protagonizar la lista de los mejores discos. Por si te la perdiste, también hay primera parte.

SPEAK – Pedals

Este proyecto nos pilló a todos por sorpresa, después de casi un año con el éxito relativo (dentro de lo indie de la propuesta, claro) de su excelente single Peeks, estos días llega con un álbum que no debería pasar desapercibido. Es el equilibrio perfecto de composición innovadora y una sólida ejecución, que cuando presionas play y reproduces el disco, las transiciones entre cada canción ocurren en el momento correcto con el sonido correcto. Probablemente la forma más fácil de entender a SPEAK es mirar los títulos de cada canción para conectarte instantáneamente a la historia de la banda y lo que está contando con su música.

Puntuación: 7,8

RAC – Strangers

Tras su éxito remezclando y revitalizando temas de otros, el proyecto en el que ahora solo está André Allen Anjos se lanzó este 2014 a la aventura de publicar su primer álbum, como también ha sucedido con otros compañeros como Todd Terje. Dentro de este ámbito se acerca más a este que a un Guetta o Calvin Harris, apartándose de lo que se espera del lanzamiento de un dj y productor, presentando un trabajo también plagado de colaboraciones, pero mucho menos evidentes (St. Lucia, Speak, Penguin Prison o YATCH), desafiando así a sus contemporáneos varios sentidos. Además estas colaboraciones no difuminan las características propias de un sonido sutil y sofisticado. No es un producto 100% original, pero sí muy disfrutable y sobre todo entretenido. Eso no está al alcance de todos.

Puntuación: 7,7

Los Punsetes – LPIV

“Los Punsetes” se repiten. Anda que no hemos oído eso en las últimas semanas. Pero es que en el anterior disco también lo hacían, por mucho que Alferez provisional sonase a himno. Sus letras siempre han sido afiladas y llenas de mala leche, y en su nuevo largo gracias a Dios esta grandiosa cualidad se mantiene intacta. El problema no es repetirse, sino que en Una Montaña Es una Montaña mostraban una evolución en su sonido, más redondo y detallado, y unas melodías más pop, por lo que las letras no lo eran casi todo, pero a su vez no perdían tino. Ahora todo se ha vuelto más rudo y directo, lo que gustará a algunos y a otros no, y sin embargo el mayor “pero” es la sensación de involución. Pero también es cierto que la banda tiene un encanto personal que supera cualquier tontería de crítico de medio pelo, y odas a las opiniones de mierda o la violencia a uno mismo por placer son para hacerles la ola.

Puntuación: 7,5

Vance Joy – Dream Your Life Away

La mayoría del mundo conoce a este chico por su canción Riptide (y quién dice “mundo” es “mundo”: 150 millones de escuchas en Spotify, por ejemplo). Sin embargo, para aquellos que no tuvieron la oportunidad de escuchar este álbum debut o que dudaron que fuera más allá del one-hit wonder, es oportuno decir que es mucho más que un talentoso cantautor australiano que sabe hacer canciones con un tono feliz y saludable (ese rollito tan Jason Mraz que encanta a las pijas). Canciones como Georgia y Lio is mine realmente marcan la pauta de este nuevo material, donde la sinceridad en cada una de sus canciones resuena en un disco que transmite la emotividad necesaria para que todos días de este frío invierno se sientan como si fuese verano. Ahí reside (parte) de su magia.

Puntuación: 7,5

Misun – Superstitions

Si estabas buscando echarte a la cara (o a los oídos más bien) algo que rompiera con tus paradigmas en cuanto propuestas durante este soso 2014, no hay nada mejor que comprar dos billetes, uno hacia el pasado y otro al futuro, para el viaje musical que suponeSuperstions, álbum debut de esta banda originaria de Washington, DC. La fusión del rock psicodélico y arreglos electrónicos contemporáneos no es lo más común y ellos los cojungan sin ningún miedo y con bien de talento. Bueno, aunque a ver con qué nos sorprende Tame Impala, que ha declarado que su nuevo álbum será más electrónico, y quién sabe si este trabajo puede suponer una referencia para él. Debería, ya que se trata de una maravilla tanto en su conjunto como por piezas. Por ello estamos sin ningún tipo de dudas ante uno de los debuts más interesantes del año. Y no te fíes de la portada (algo cutre, todo hay que decirlo), ya que hay mucho potencial.

Puntuación: 7,8

Mapei – Hey Hey

No incluimos a esta sueca en este especial sobre 10 escandinavas para sobrellevar la ausencia de Robyn Dios sabe por qué (bueno, sí, lo sabemos: hay demasiados talentos femeninos pop por aquella zona). Cuando el primer single del álbum salió hace cerca de un año muchas especulaciones se generaron alrededor de esta chica, y sin embargo predecir exactamente la conformación del material fue todo un reto, ya que en este tipo de casos suele haber cierta decepción cuando el largo sale a la luz (el tan traído y tan llevado hype). Un poco de morralla siempre hay, pero en general estamos ante un trabajo que mezcla de manera sabía pop y r’n’b y que además tiene entre su tracklist un buen surtido de hits. De nuevo, si no triunfa, es porque el mundo es un lugar injusto. Y mucho más el mundo del pop.

Puntuación: 7,5

Planningtorock – All Love’s Legal

Jam Rostron, antes Janine, nos sorprendió en 2011 con W, su segundo álbum bajo el seudónimo de Planningtorock, y en el que, de la mano de DFA, exploraba el pop de una manera un tanto extraña, delicada pero efectiva (y bailable), a la vez que se adentraba en un terreno tan fascinante como la teoría de género. Tres años después, Rostron ahonda aún más en este tema al que le dedica este All Love’s Legal sin abandonar, gracias al cielo, el disco-pop que nos cautivó en su momento. Bajo títulos tan sugerentes como All love’s legal (que da nombre al álbum), o Patriarchy over & out, Planningtorock despacha una colección de canciones que demuestra que se puede ser activista y cool a la vez. Una mención especial a Human drama, Misoginy drop dead y Let’s talk sbout Gender baby (derivada de una reinterpretación de Full of fire de The Knife), que mantienen alto el listón de Rostron en cuanto a joyas del disco contemporáneo se refiere.

Puntuación: 8

Glass Animals – ZABA

Tener un sonido único es una cosa, pero mantenerlo y con éxito a lo largo de todo un álbum es completamente diferente y mucho más admirable. Así sucede en el primer disco de esta banda proveniente de Reino Unido, que por el origen, nombre o su presencia en determinados festivales se podría pensar que se trata de otra apuesta de la mano de NME que tanto llegan a saturar pero que tanto gustan en general. En realidad puede recordar más a, por ejemplo, George Michael (el tono de voz de David Bayley se acerca por momentos), por lo que el r’n’b es su terreno, el género en el que todos quieren reinar. Los aires oscuros, los detallados arreglos y los pesados bajos traen como resultado uno de los proyectos más exquisitos del año, y también uno de los debuts más sorprendentes. A ver qué tal se les da el directo en el próximo SOS 4.8.

Puntuación: 8,2

Odesza – In Return

Conformado por un dúo de talentosos productores de Seattle, nos proponen una aventura sónica que quién sabe si marcará las nuevas tendencias a la hora de crear la música electrónica y de baile del sigo XXI, ya que no caen en las zafiedades de otros. Antes del lanzamiento de su debut, todos sabíamos que Harrison Mills y Clayton Knight eran talentosos, pero cuando se trataba de crear un cuerpo de trabajo que podría dar les el espaldarazo definitivo, no teníamos ni idea de qué teníamos que esperar (como en otros casos de este post). Ahora que estamos mirando hacia atrás en 2014, no hay duda que su propuesta es de las más frescas y que no merecía caer en el olvido. Porque ODESZA presentan una evolución en cuestión de sonido que nos regala un nuevo significado de vanguardia. Vanguardia en el sentido más vox pópuli del concepto, claro. Pero es que eso ya es mucho.

Puntuación: 8

Jessie Ware – Tough Love

Desde su colaboración con el productor SBTRKT en 2010 la inglesa demostró que tenía el talento para hacer cosas grandiosas, incluyendo su notable primer disco. Este 2014 con con su segundo LP, Ware extiende sus alas para introducirnos en nuevas melodías brillantes y muy innovadores motivos por los cuales a día de hoy se merece el reconocimiento de ser una de las mejores representantes del r’n’b contemporáneo. Con un estilo más accesible que el debut, pero no por ello más vulgar, se combina con gran belleza letras y arreglos que crean una atmósfera emocionante y sentimental desde el primer corte. Hasta su colaboración con el moñas de Ed Sheeran no molesta. Puede que ande un poco desesperada por triunfar (está en el nuevo de Nicki Minaj), pero al menos mantiene la coherencia de su impronta, sin traicionarse, mirando hacia el frente. Y desde aquí la aplaudimos.

Puntuación: 8

Emilio Morales, Andie Pop & jarto

Share

No Responses

Deja un comentario