En el punto de mira: Nic Hessler

nic-hessler

Parece que cuando eres joven el mundo es tuyo y nada se puede interponer ante lo que tantos ansías. Así posiblemente pensaba el californiano Nic Hessler con 18 años, cuando firmó con el sello Captured Tracks (Mac DeMarco, Wild Nothing, Diiv) bajo el nombre de Catwalk. Un par de años después, cuando iba a comenzar su gira, sufrió el síndrome de Guillain–Barré, similar a la esclerosis múltiple, que le impidió tocar la guitarra. Con la enfermedad ya superada, se dispone a publicar su álbum de debut con su verdadero nombre.

Hearts repeating es el primer single de Soft Connections, a la venta el 17 de marzo, que como deja bien patente, se deja embaucar por el power-pop de guitarras más pegadizo que uno se pueda echar a la cara. Con 23 años todavía mantiene ese fulgor juvenil que la enfermedad no pudo erradicar, lo que le confiere al tema una sensación de frescura y júbilo prácticamente irresistible. Al escuchar la canción dan ganas de estar en la playa de noche alrededor de una hoguera, junto con tus amigos, mientras los fuegos artificiales iluminan el cielo. O directamente volver a ser tan descaradamente joven si uno ya no lo es (como un servidor).

Share

No Responses

Deja un comentario