Fort Romeau – Insides

fort-romeau-insides-

Michael Greene lleva ya algo más de cuatro años publicando bajo el pseudónimo de Fort Romeu, comenzando su carrera con el lanzamiento de su primer álbum Kingdoms (2012; 100% Silk). Su sonido casaba a la perfección con esta discográfica que reivindica el lado queer de la pista de baile.  Por aquél entonces, ritmos de deep-house salpicados con voces cuidadosamente manipuladas proporcionaban un soplo renovado y gay-friendly a un estilo que empezaba a aburrir.

Durante los siguientes años Michael se casó (lo siento, tías, no es maricón; tiene fotos en su Facebook), y en su vida profesional fue mejorando su producción y ampliando su paleta de sonidos. Muestra de ello queda recogida en los diferentes EPS que fue publicando: Stay / True (2013; Ghostly International), Jetée / Desire (2013; Ghostly International), SW9 (2013; Ghostly International)  o Her dream (2014; Live At Robert Johnson). A través  de esta sucesión de sencillos vimos como algo oscuro crecía progresivamente en el alma de Fort Romeau: su house experimenta una degeneración y se traslada desde un polo cálido y colorido a uno en monocromo y frío.

Llegamos a 2015 y Fort Romeau publica su segundo álbum, Insides, a través de Ghostly International.  A la primera escucha el álbum impresiona por tener un tono más oscuro que invita a la reflexión y un estilo rico en texturas donde escasea el uso de vocales que tanto caracterizaron sus primero trabajos, dejando un regusto al house clásico de Chicago. Sin embargo, la gracia que tiene Greene que lo diferencia de otros productores anodinos o prosaicos de deep-house es su capacidad para decorar sus producciones con nuevos puntos de referencia dentro del género. Además de indagar en los inicios del house, en Insides abundan las pinceladas de ambient, new age, microhouse y krautrock, que van expresándose en diferente grado canción tras canción. Te parecerá que estás escuchando a Tangerine Dream, Pantha du Prince o un recopilatorio de Warehouse. Todo junto.

El álbum está compuesto por ocho temas, y a través de ellos Fort Romeau nos conduce por su peculiar universo; desde New wave -donde presuriza el deep house para volverlo menos hedonista- hasta el cierre con ese parcheado de campanas y percusiones que es Cloche. A New wave le sigue con Folles, un baño en balearic disco que recuerda a Yagya. Se sigue ascendiendo y se da paso al toque acid de All I want, hasta llegar al tema titular y ese delicioso tech-house construido con toques de corneta.

Para Not a word ha contado con la colaboración de The New Jackson, tratándose de la pista que más vocales contiene y quizás el título quiera subrayar la idea de que para este trabajo se quería dar menos importancia a la parte vocal. No obstante, esta canción representa un punto de inflexión en la progresión del álbum, pues se adentra en un universo más  atmosférico y menos discotequero. Así, le llega el turno a IKB y sus solitarios arpegios de sintetizador y sonidos new age de campanas y pájaros. A continuación Fort Romeau juega a extinguir la pista progresivamente bucle tras bucle con Lately para acabar el álbum con la pista que considero más destacada: Cloche.

Así, Michael Greene ha demostrado madurar con cada nueva aparición, y en Insides se nota un alto grado de experimentación y sesuda documentación. Este trabajo se centra en lo oscuro, en la artesanía sonora para crear una atmósfera y en la búsqueda de nuevos iconos dentro del clasicismo del deep-house. Entraña y víscera son sinónimos; entrañable y visceral sin embargo significan cosas muy contrarias, pero ambas palabras servirían para definir este trabajo. Un trabajo que es tan íntimo como afectuoso, pero a la vez profundo, que permite evidenciar la identidad discursiva de un estilo.

Puntuación: 8 / Escúchalo: Spotify

Share

No Responses

Deja un comentario