Robyn & La Bagatelle Magique – Love Is Free

robyn_&_la_bagatelle_magique_love_is_free-portada

La continuación del enorme Body Talk se sigue haciendo de rogar cinco años después de su lanzamiento, pero por suerte Robyn no se ha volatilizado y no ha dejado de regalarnos lanzamientos que, aunque no sacien del todo nuestra hambre de nuevo álbum, al menos nos sirven de aperitivo para lo que (esperamos) acabe llegando. Así que sin duda recibimos con algarabía este proyecto junto a La Bagatelle Magique, compuesto por Markus Jägersted y el fallecido Christian Falk, aunque se distancie algo de su adictivo súper pop que tanto añoramos.

Lo que no hay duda es que Love Is Free sigue mirando hacia la pista de baile, como bien demostró en el de primeras extraño single homónimo. Con el paso de las semanas hay que reconocer que a pesar del choque inicial se trata de un trallazo tropical house de tomo y lomo capaz de hacernos sudar hasta el desmayo. Aunque antes de que llegue, el mini disco lo abre el house noventero de Lose control, que sirve más como introducción y que, sin molestar, tampoco deslumbra. Más electro house se presenta Work it out, que al igual que el tema que da nombre al EP, para valorar su grandeza necesita de varias escuchas si a estas alturas uno todavía espera un típico tema Robyn.

Lo curioso es que acaba llegando, más o menos, gracias a la primera mitad de Set me free, porque luego deriva por derroteros menos melódicos y más destinados a potenciar los beats y arreglos que a la propia sueca. Pero sí, estamos ante otro trallazo. Y para terminar está lo que para algunos puede resultar un tanto decepcionante, no por la canción en sí, sino porque la conocemos desde hace casi un año. Tell you today apareció en el tributo a Arthur Russell, aunque también es muy probable que muchos la pasaran por alto, por lo que su vuelta a la vida tampoco está de más. Posiblemente se trata del tema más descaradamente pop del corto, con un sonido disco, muy juguetón y divertido, con silbidito incluido.

Quizás resulte algo intrascendente en su conjunto, pero no hay que dejar de valorar la gran capacidad de Robyn (y sus colaboradores) a la hora de aportar sofisticación, ciertas gotas de experimentación, generosas dosis de revival, ráfagas pop y buenas vibraciones a discoteca. No todas las popstars pueden decirlo. Bueno, se cuentan con los dedos de una mano, para qué engañarnos. Y más cantando de manera tan optimista sobre el amor y la libertad. Y a la libertad en el amor, claro.

Puntuación: 7,5

Share

No Responses

Deja un comentario