Foals – What Went Down

foals-what-went-down-small

2015 se quedará grabado en la memoria de Yannis Philippakis y los suyos como uno de los años más decisivos de toda su carrera. Desde que allá por 2008 lanzaran su carta de presentación Antidotes, Foals se han embarcado en un viaje de experimentación y renovación que les ha ido alejando paulatinamente de la escena math rock en donde nacieron y se han acercado a corrientes más épicas, pop y electrónicas con las se han ganado el favor de la crítica y del público. Aunque es cierto que para muchos en What Went Down no han logrado alcanzar los niveles de calidad de Holy Fire (con el que casi se llevan el Mercury Prize), se trata de un álbum perfecto para su consagración como banda, puesto que en él han logrado capturar en tan solo diez pistas la esencia que les ha definido durante sus diez años de andadura, más centrados en sus últimos tres discos.

Está claro que Foals no son una banda que ha inventado la pólvora. Sin embargo, lo que han demostrado a lo largo de su carrera es que saben nutrirse y utilizar de manera exquisita todas las influencias que tienen a su alcance, para mezclarlas cual alquimistas, para hacerlas suyas y generar potentes composiciones dotadas de un estilo y profundidad únicos. A medida que se van sucediendo las pistas de What Went Down, uno va percibiendo que parece que este álbum ha servido a los de Oxford como excusa para hacer gala de esa capacidad camaleónica tan propia del ADN de su banda. Así pues, todo el que se lance a la escucha de este largo, se embarcará en una especie de viaje-recapitulación de casi todos los estilos y facetas que han adoptado hasta el momento.

En este recorrido que supone What went down descubriremos, por ejemplo, la cara más rockera y agresiva que nos ha mostrado Foals hasta la época. Buen ejemplo de ello es el corte que abre el álbum, en el que nos regalan con cinco minutos agresividad musical en estado puro, protagonizados por unas enérgicas guitarras, un estribillo contundente y una visceral interpretación de la mano de Yannis. La crudeza y rapidez ha convertido a este tema en el más agresivo de Foals hasta la época. A este le sigue Mountain at my gates,  que aunque sea de corte más pop, sigue muy de cerca la línea del anterior, cerrando con una de las mejores explosiones de sonido que nos encontraremos dentro del álbum.

Pasada esta fase inicial, Foals nos invitan a sumergirnos en unos pasajes más relajados que nos recordarán directamente a estilos que definieron sus álbumes anteriores. Temas como Birch tree birch tree y Nightswimmers siguen muy de cerca la línea que abrieron en Total Life Forever y la preciosa oda Give it all podría muy bien haber formado parte del tracklist de Holy Fire. Dentro de la línea de este último álbum también encontramos Albatross, un exquisito grower, y London thunder, un precioso medio tiempo marcado por un riff de guitarra inolvidable.

Sin embargo, probablemente la gran joya de este álbum es el corte que cierra el álbum: Knife in the ocean. En él los de Oxford vuelven a explorar su faceta más ambiental regalándonos un tema ejecutado de manera exquisita. En él los cambios de ritmo y la magnífica interpretación de Yannis nos acompañan por un viaje onírico lleno de sensibilidad e intensidad que está a la altura de sus mejores composiciones.

En definitiva y, por irónico que resulte, su capacidad para conjugar los elementos que mejor les han funcionado a lo largo de su carrera es, precisamente, la mayor fortaleza y debilidad de este álbum. El hecho de que hayan repetido las fórmulas que engrandecieron sus pasados largos otorga le otorga de una gran inmediatez y cercanía, que hace que el largo enganche con mucha rapidez; sin embargo, eso mismo hace que este What Went Down peque de ser menos innovador y fresco (quizá ligado a la rapidez con la que lo han compuesto). En cualquier caso, lo que está claro es que esta década no ha sido en vano y, con toda seguridad, el futuro de Foals es uno de los más prometedores de la escena internacional británica.

Puntuación: 8

Sergio Gesteira

Share

No Responses

Deja un comentario