Empress Of – Me

empress-of-me

A Lorely Gonzalez, Empress Of para el mundo, la conocimos hace unos un par de años cuando editó su dulce y endiablado Systems bajo el auspicio de Terrible Records, el sello de Chris Taylor de Grizzly Bear. Sin embargo, la hispanoamericana residente en Nueva York le predecía Champagne, dos temas de synthpop como la copa de un pino pero del que nadie dio cuenta. Más tarde hasta publicó una cinta llamada Colorminutes y una edición en vídeo a través de YouTube compuesta de cortos temas dedicados cada uno a un color. El rollito experimental asomada cada vez más para regocijo de los amantes de del pop electrónico más vanguardista.

Tras hacerse algo de rogar por fin llegó su disco de debut de nombre Me, que viene a indagar en su propuesta de synthpop con sello propio y del que sentirse muy orgullosa. Cierto es que Lorely Gonzalez cae bien; es misteriosa, no está rodeada de elementos comerciales demasiado estudiados y escapa de la imagen cada vez más manida de “canto bien, tengo buena imagen y me producen la música que te cagas”.

Y como todo río cuyas aguas dan al mar como alegoría del fin de algo, Me no rebaja la calidad de trabajos anteriores pero sí que hace que su inocencia y desparpajo se vea mermado. Suerte que el tema de entrada, Everything is you, sí que recuerde a la tierna Lorely. Poco a poco con Water water, los sintes se vuelven más psicodélicos y sucios, contrastando con su dulce voz y aportando una producción que la alejan del perfeccionismo que impera hoy en día, al igual que en Kitty kat, incluso acercándose por momentos al sonido de Caribou. Sin embargo no podemos negar la conexión con las tendencias actuales y su emparejamiento con cualquier grupo actual de sintes, aunque este disco se haya gestado en un pueblo remoto de México, lo que le podría haber aportado otro aire.

Standard rebaja el ritmo para abrir paso a un avant-r’n’b que se queda en mantillas al lado de otras producciones tipo FKA Twigs. Si bien decíamos que no rezumaba inocencia, si destila vulnerabilidad, algo que afortunadamente queda de sus pasados EPs y de su personal estilo. How do you do it recorre el terreno bailable en uno de los hits más claros del disco, al igual que To get by, donde desata su furia tecnoide, o Threat, en el que reincide en esa faceta, en este caso repleta de sintes psicodelicos. Y es que si antes la remezclaban El Guincho y Pional, ahora Caribou o Kindness lo podría hacer con suma facilidad.

El debut de Empress of es una carta de presentación que ha querido redundar en una particular producción (a cargo de ella misma) con muchos momentos entre el delirio y la cordura gracias también a su mágica voz, y en donde la psicodelia le abre las puertas a los sintetizadores para mostrar una fuerte carga musical que en el fondo despliega todo el minutado. Un disco donde vemos a una Lorely más madura, y que aunque se pierda cierta inocencia, vemos aún en ella un álter ego de su personalidad más introspectiva y vulnerable. Un disco diferente al resto de sus colegas de profesión y estilo que ha asomado su cabecita en el mundo moderno por méritos propios. Agradecidos estamos de su pequeño aporte de experimentación y por no dejarse llevar por la ñoñería; intenso y delicado a la vez.

Empress Of será telonera de Purity Ring en Joy Slava, Madrid, el 24 de noviembre.

Puntuación: 8

Share

No Responses

Deja un comentario