G-Eazy – When It’s Dark Out

G-Eazy

Así como en otro momento confesé mi agrado hacia el R&B, otro de mis géneros preferidos sin duda es el hip-hop, —sí, de ahí mi gran ímpetu por buscar sonidos mayormente irreverentes—. Ok, entrando en materia, desde G-Eazy lanzó su primer mixtape en 2008 su música ha hecho gala de una gran variedad de cualidades que lo hacen un representante digno de un género que en recientes años parecía sólo un recurso para las colaboraciones de pseudo artistas decantes (del pop internacional sobre todo), lo que no quiere decir que no tire de un buen número de ellas, pero no se supedita a las mismas. El chico además no es un nombre nuevo dentro del género, pues su trayectoria y su estilo han dejado marca en el ámbito más alternativo del género, pero es ahora, con su más reciente material titulado When It’s Dark Out, cuando deja claro que es momento de que el mundo lo reconozca.

Proveniente de la ciudad de New Orleans y residente de California, G-Eazy ha obtenido la atención por sus ritmos creativos y estilo particular, y prueba de ello fue su álbum anterior, These Thins Happen (2014), que abrió la puerta a un conjunto más profundo de pensamientos y emociones de lo que estamos acostumbrados en buena parte de los artistas del género. Ahora, con su segundo álbum de larga duración, nos  muestra una parte más sombría y oscura de sí mismo, algo que se puede percibir desde los primeros beats de When It’s Dark Out. En su single Me, Myself and I sus letras plasman un sentimiento frío y solitario, acompañado de un espectaculares beats. Aunque si me tengo que quedar con una canción esa es sin duda Of all things en colaboración con Too $hort, que rompe con la idea de que los medios tiempos negroides son un bodrio. Sin duda, When It’s Dark Out es uno de los mejores discos de rap del año, pues la calidad de la producción del disco es un deleite sonoro que no podíamos dejar de hablar de este material.

Putntuación: 8

Share

No Responses

Deja un comentario