Playlist: la influencia de David Bowie en la música popular contemporánea

bowie

Decir que David Bowie es una influencia capital en la manera en que entendemos el pop y derivados a día de hoy no resulta nada nuevo, pero es de la mejores maneras que se nos ocurre a la hora de brindarle homenaje. Porque si eres el espejo en el que muchos se miran, por algo será. Eso sí, se mira pero no se toca, porque al final pocos de atreven a plagiar una personalidad musical tan rutilante. Y muchos artistas están afirmando a través de las redes sociales la importancia del inglés en su música, pero no todos lo llegan a demostrar en el resultado final (no es menos cierto que en muchos casos la sutileza manda). Por ello aquí recogemos en una playlist con 30 canciones canciones que generalmente no necesitan de explicación (pero lo hacemos) para sacar el parentesco con la obra de Bowie, casos realmente palpables y más o menos contemporáneos (20 años). Si incluyéramos de los últimos 40 años no terminaríamos nunca, aunque conviene mencionar a Talking Heads, en este caso con influencia mutua.

Están los que ha marcado su discografía de sobremanera, como Suede y su constante revival de los años glam del artista, con un Brett Anderson de marcada ambiguedad sexual en sus primeros años que plasmaba en letras y portadas. Placebo, que incluso cuentan con un dueto junto a él, nunca ocultaron el amor hacia su obra, y todo lo que representaba Brian Molko era puro Bowie (como curiosidad actuaron en Velvet Goldmine, biografía no oficial y hasta cierto punto ficcionada de su primera época). Se cree que la influencia en Lady Gaga se queda en el rayito en la cara de su primer año como sensación pop y poco más, pero hay un descarte titulado Fancy pants que samplea Fame, intentó que él participase en su último disco (y no lo consiguió) o empotró Fashion, Fame y Let’s dance en Fashion!. El nombre de Jeremy Jay siempre irá unido con el de Bowie, más allá de su físico, especialmente en sus discos Slow Dance y A Place Where We Could Go, que sobrevuela la sombra del genio.

En los tiempos de su debut Arcade Fire eran comparados en cierta medida con el Duque Blanco, influencia que no escondieron actuando con él, pero hasta su Reflektor su fantasma no volvería a aparecer de manera tan evidente, con participación incluida en el single homónimo. Solo había que echar un vistazo rápido a La Roux para asociarla con el Bowie más glam, y aunque en su debut se podía encontrar alguna traza del artista, no sería hasta Trouble in Paradise cuando dio un salto de aquella época hasta los ochenta y semiplagió Let’s dance en Uptigh downtown. Beck, además de pintarse cosas en la cara, también empleaba samples, como de Win en Debra, o reimaginaba Sound & Vision a lo grande y con orquesta. Trent Reznor de Nine Inch Nails no se cortó a la hora de reinventar I‘m afraid of americans a través de una remezcla oficial, tomar prestado de Time un sample para la primera y segunda parte de Self destruction o compartir en los noventa el gusto por la electrónica industrial. Los destinos de James Murphy y Bowie se han cruzado varias veces en los últimos años, como en el disco de Arcade Fire o en la remezcla de Love is lost de The Next Day, pero en LCD Soundsystem también hay homenajes muy evidentes, como en All I want, tan Heroes.

Diamonds Rings, que lleva un tiempo desaparecido, tomaba la estética andrógina de los primeros setenta y en su escueta discografía había temas que reverenciaban su sonido más guitarrero, como Runaway love. En la misma línea queer está Perfume Genius en su último disco, donde se viste de glam y lo plasma en su música, como en Fool o Queen. Sin olvidar la estética de Luke Steele, algunos temas del debut de Empire of the Sun pueden recordar al Bowie más chic, pero lo de Keep a watch de su continuación ya es “descarao”. Ariel Pink no se contiene, y no solo a la hora de soltar ciertas sandeces, sino de alzar a Bowie a los altares con versiones, una imagen extravagante muy en la línea de los setenta, y le hace una reverencia en Good kids make bad grown ups o Four shadows.

De manera más sutil, pero presente, The Horrors, además de versionarle, esparcen sobre su obra su toque glam pero siempre con la oscuridad que les caracteriza. The Killers (o Flowers más bien) no solo son fans de New Order, porque bien que robaron la línea de bajo de Slow burn para su hit All the things that I’ve done, reconocido por ellos mismos, admitiendo también la influencia del músico en su obra, como en su Day & Age, que contaba con ramalazos del Bowie ochentero. La época new wave de Bowie aparece en Black Light de Groove Armada, que luego en su revisión, White Light, incluía 1980, con sample de Moonage daydream. Ya se percibió desde su debut que MGMT profesaba cierto amor al camaleón, como posteriormente en su tema Brian Eno, y después llegaron canciones dedicadas como Alien days o su participación en un disco tributo. Su influencia en Tv on the Radio siempre ha resultado bastante evidente, y además versionaron Heroes.

Luego hay casos puntuales, como Wild Nothing inspirándose en Heroes para The body in rainfall (en el EP también circulaba el espíritu de Eno). Lana del Rey introducía un verso de Space oddity en la preciosa Terrence loves youBunbury fusiló Space oddity en Lady Blue, con tema espacial incluido. Young Americans, el disco, asoma por el siempre genial Kaputt de Destroyer. Los británicos Doves sampleó Sound and vision en su mayor éxito, There goes the fear. En el primer disco de Twin Shadow su presencia era primordial, pero después se diluyó en lanzamientos posteriores. Goldfrapp con su Black Cherry rescató cierto glam que lo incrustó en su electro-clash. Keane tuvo su momento Bowie en Perfect Simmetry en temas como Better than this (Ashes to ashes) y Spiralling (Let’s dance). Love of Lesbian mencionaban Heroes es la letra de Allí donde solíamos gritar, que va parejo con el clásico del artista en lo que se refiere a épica. Incluso el pop más petardo se acuerda de él más allá de Lady Gaga, como Samantha Mumba utilizando letra y melodía de Ashes to ashes en Body II body, o Craig David sampleando a lo loco adivinad cuál en Hot stuff (les’ts dance). Incluso el dance le rinde ¿tributo?, como Alesso el pasado año junto a Tove Lo en Heroes (we could be), que básicamente toma el estribillo de ya sabéis qué canción.

Y los artistas que se habrán quedado en el tintero. Por ello os animamos a decirnos si se os ocurre alguno. Por ahora os dejamos con esta playlist.

Share

Comments
  1. Miki

    Nirvana??

    • jarto

      La lista sería muy amplia, pero quizás la influencia en Nirvana sería más sutil (creo yo).

Deja un comentario