Primavera Sound 2016: el cartel en 10 puntos

primavera-sound-2016

Aunque sabíamos que estaba al caer, el cartel de Primavera Sound 2016 ha surgido de la nada y la verdad es que muchos todavía lo estamos digiriendo. Tras una estrategia de promoción un tanto desacertada comparada con años anteriores, sin ningún tipo de previo tanto en forma de artista o anticipo, es hora de olvidar, mirar hacia delante y centrarse en un cartel que para muchos supera de largo el de 2015.

Los cabezas, mucho mejor que en 2015

Va por gustos, pero los grandes nombres brillan por encima de los del pasado año, que se acercaba peligrosamente a una especie de Bilbao BBK Live meets FIB (lo que no quiere decir que siga habiendo nombres que casarían perfectamente en ambos). Radiohead, Tame Impala, LCD Soundsystem, Brian Wilson, PJ Harvey, Beach House, Air, etc. Al final nos obligarán a acudir a los grandes escenarios, con lo cómodos que estuvimos la pasada edición en los medianos y pequeños…

Asignatura pendiente, cumplida

Resulta poco menos que increíble que Radiohead y su panda nunca hubiesen tocado en el festival. Eso sí, ya tienen experiencia en el Forum, en aquel experimento que fue Daydream, con un directo no demasiado memorable, por cierto. El caso es que este año ya se olía su presencia, pero también había un rumor que los situaba en Bilbao BBK Live, y que las negociaciones estaban siendo arduas. Quizás la razón por la que no supiésemos ni siquiera un cabeza previo al anuncio del cartel, como en los últimos años, es que el supuesto plato fuerte de la edición fue un duro hueso de roer. Por cavilar que no sea.

Comebacks, really?

Lo de LCD Soundsystem estaba más que cantado, lo que no quiere decir que nos haga menos ilusión. Aunque ya sabemos que su disolución fue un poco “asín”. ¿Air? Llevan 7 años sin álbum de estudio (5 desde una banda sonora), 5 sin gira, y sus miembros también están inmersos en proyectos paralelos, pero calificarlo como tal puede resultar un tanto osado. ¿Brian Wilson alguna vez se fue? También están los post-hardcoretas Drive Like Jehu, que en España no les hemos podido ver, pero desde 2014 han celebrado un buen puñado de conciertos. O los electro-industriales Cabaret Voltaire, que aunque sin disco desde eones, en realidad el pasado año actuaron hasta en Gijón. The Last Shadow Puppets, que por cierto los situábamos más en el FIB, es posiblemente el caso que más se ajusta al término, tras 8 años sin disco ni gira.

El presente es lo que cuenta

A diferencia de las últimas ediciones, parece que la de 2016 no mira tanto hacia el pasado y prefiere centrarse en el presente. O al menos en un pasado previo al nuevo milenio. Este punto va intrínsecamente relacionado con el anterior, con comebacks de bandas contemporáneas o que casi ni llegaron a irse. Eso sí, el caso de Brian Wilson, interpretando un disco de los 60, equilibra ligeramente la balanza.

Más hip-hop y rap, pero menos vox pópuli

El festival se está comprometiendo cada vez más con el mundillo, a pesar de que entre los nombres de este año no encontremos estrellas del calibre de Kendrick Lamar o un Tyler the Creator. Sí, Vince Staples ha recibido excelentes críticas, pero no ha llegado al gran público, ni en su propio país. Pusha T es el caso más conocido, pero sin excesos. Algo parecido sucede con Action Bronson. Pero sin embargo todos son cabezas de cartel. ¿Exageración o realidad? También estarán Freddie Gibbs, Jay Rock o Dâm-Funk, además de presencia nacional de PXXR GVNG y C. Tangana. Las grandes gorras puestas hacia atrás van a ser tendencia.

¡Los Chichos!

En letra pequeña, como quien no quiere la cosa, el flamenco del trío se ha colado en esta edición ante el estupor de muchos. Incluso algunos estarán echando pestes, porque, aunque nunca ha sido un festival con tanta presencia de individuos que se quejan de Amaral en un Dcode, imbéciles hay en todos lados, y Primavera Sound no iba a ser una excepción. La pregunta del millón es: ¿habrá más guiris que españoles, conociendo su amor hacia el género? Interesante estudio sociológico que resolveremos el sábado 4.

Cine y música con John Carpenter

El maestro del cine de terror y ciencia ficción no solo se lució en los setenta y ochenta como director, sino que también lo hizo como compositor de varias de sus películas. Por una parte sorprende su presencia, porque nunca se había subido a un escenario, pero por otra parte ahora que las bandas sonoras con sintetizadores están de moda, especialmente en películas de corte moderno como Mistress America o It Follows (esta última como fiel seguidora de la labor de Carpenter), así que nada mejor que rememorar sus mejores partituras en directo.

¿Suede? ¿ Y tocando qué?

La presencia de Anderson y los suyos ha descolocado a algunos. Sus directos no defraudan, su por ahora último disco, Bloodsports, hasta la salida de Night Thoughts, es bueno, pero quizás se les ha visto demasiado en nuestro país y en festivales sin demasiado caché. Pero lo que realmente choca es que el jueves vayan a tocar solo su último disco (lo del miércoles será una actuación estándar). Vale que vayan a acompañarse de una presentación especial en imágenes, lo que puede suponer un aliciente, pero resulta algo pretencioso cuando no estamos ante un Dog Man Star.

Importante presencia pop, ¿pero realmente fiestera?

Los amantes del pop tienen motivos para sonreír, ya que no faltarán Neon Indian, Chairlift, Empress Of, Jessy Lanza o Shura, pero a la hora de la verdad tampoco son los artistas pop con más jarana del lugar. ¿Es que este año solo bailaremos con electrónica? Y sobre todo preocupa el directo bailongo que siempre cierra el festival (previo a Dj Coco), que el año pasado ya decepcionó con Caribou, y este tiene pinta de que acabaremos con Moderat. ¿No lo pasamos mejor con un Cut Copy o Hot Chip, que, además de bailar, berreamos estribillos imbatibles? Parece ser que para la mayoría no.

Shellac, evidentemente

La misma coña/guiño de todos los años (y como ellos, nos repetimos copiando y pegando el texto del especial de 2015).

Share

Deja un comentario