Ice Choir – Designs in Rythm

ice-choir

Cuatro años atrás Kurt Feldman (The Pains) se sacó de la manga Afar, un esplendoroso debut que reverenciaba a iconos del art pop ochentero como Prefab Sprout o Deacon Blue, tomando el testigo de Kaputt de Destroyer, pero en clave synth y con canciones más radio “friendly” gracias a su breve duración (aunque evidentemente las radios no las pincharon). Escuchando el primer single hace un par de meses, Unprepared, de nuevo se repetía la fórmula de su debut, aunque por momentos parecía que los Pet Shop Boys de Suburbia o incluso Rick Astley se iban a colar en la función.

Por ello, incluso aunque suene más lúdico (o para entendernos, petardo), Feldman ha preferido mantenerse en su zona de confort porque ya en el último de The Pains se arriesgó lo suficiente y el resultado no satisfizo tanto como antaño, y porque ya ha tenido variedad suficiente colaborando en los últimos tiempos con Diiv o Chairlift. Quizás su trabajo en X-Communicate de Kristin Kontrol haya propiciado ese viraje hacia un pop más despreocupado a la hora de casar con el carácter más sofisticado del art pop, aunque todavía le deba bastante. Y sí, todavía nos podemos imaginar tomando un cóctel sabrosón en una disco de moda mientras nuestro/s objeto/s de deseo se contonean a nuestro alrededor.

Se da por sentado que basándose en la década en la que se basa se juegue una vez más con la nostalgia, pero por suerte no solo vive de eso y el disco suena lo suficientemente moderno para que no lo sintamos como un simple copia y pega. Además las labores de producción, de la mano del propio Feldman, se han afinado convenientemente desde 2012, a pesar de que a veces la esplendorosa forma predomine sobre el contenido, especialmente en la sónica Noosphering, que si engancha es gracias a sus tropecientos trucos y arreglos más que por su algo difusa melodía.

Por supuesto también hay perlas que conjugan brillantes melodías pop y refinamiento sonoro, como Windsurf o el propio single. Sin embargo la palma se la lleva Amorous in your absence medio tiempo interpretado por una chica que podría ser Carly Rae Jepsen, en un delicioso y tierno número amoroso que, por cierto, enlaza muy bien con la pizpireta Comfortable y la románticona The garden of verse. Un final muy seductor, como cuando ya te has tomados unos cuantos cócteles y el ligue de turno, tras los bailes, se arrima cada vez más a ti. La guinda del pastel para una gran velada.

Puntuación: 7,5

Share

Deja un comentario