No hay que tomárselos tan en serio.