Top: Depeche Mode, del peor al mejor primer single

depeche_mode

Ya es oficial: el primer single del nuevo disco de Depeche Mode, Heaven, ha decepcionado en buena medida (aunque quién sabe si gana enteros con los días y semanas). Pero no hay que preocuparse, no se trata de la primera vez, y los singles que sucedían a otros inaugurales estaban a la altura (los discos depende). Incluso a pesar de la calidad, hay singles posteriores que alcanzaron más popularidad o han perdurado más en el tiempo. En este top, donde solo hemos incluido los primeros singles, los hemos ordenado de peor al mejor, tomados de sus álbumes de estudio (directos o recopilatorios los obviamos).

12. Dream on (Exciter, 2001)

A la banda les pasó factura el sonido moderno de este ejemplo de lo que no debe ser un primer single. La canción para nada resulta desechable, pero se queda a medio gas en cuestión de pegada. Para muchos I feel loved, segundo single, resultaba más acertada.

11. Wrong (Sounds of the Universe, 2009)

La contundencia marca de la casa se refleja de manera tajante en este corte no demasiado pegadizo para un single de presentación. Pero es que en general el disco no tenía demasiados estribillos memorables.

10. See you (A Broken Frame, 1982)

Nunca ha sido considerado un himno, pero cumplió su cometido. Bastante agradable, pero sin noquear (peca de ligereza), fue el single con mayor repercusión de este segundo esfuerzo discográfico.

9. Stripped (Black Celebration, 1986)

Buena puesta de largo, que mostraba a los Depeche más intensos y densos que su legión de fans adoran. No obstante A question of time ha quedado más para la posteridad.

8. It’s no good (Ultra, 1997)

Aquí empezaba la cosa a flojear, pero este tema aún gozó de bastante éxito y los años no se han olvidado de él. Y aunque Ultra fue supuestamente su disco más guitarrero, en este caso se notaba más bien poco.

7. New life  (Speak & Spell, 1981)

Muy new wave y motorik, el tema ganó en popularidad con el paso de los años. Mucho más positivos de lo acosumbrados, evidentemente no tenía la pegada de Just can’t get enough, pero tampoco se trató de un error su elección para presentar disco y banda.

6. Precious (Playing the Angel, 2005)

Un corte delicado y elegante que devolvió las esperanzas a sus fans tras el irregular Exciter. En esta época su estatus estaba por encima de que copasen las listas, que no lo hacían, por lo que el tema pasó por desgracia algo desapercibido.

5. Strange love (Music for the Masses,1987)

Uno de sus mejores singles y canciones en general, con un riff magnífico (que Lady Gaga fusiló en Dance in the dark) y un concepto melódico envidiable, y que a pesar de su éxito se vio eclipsado por el himno Never let me down again.

4. I feel you (Songs of Faith and Devotion, 1993)

El momento rockero de la banda se beneficio de temazos como éste, aunque muchos prefiriesen In my room. Las potentes guitarras distorsionadas y la intensidad en la interpretación de Dave se convirtieron en clave de su éxito (eso, y el efecto arrastre del bombazo de Violator).

3. People are people (Some Great Reward, 1984)

Cuando aún gozaban de un descaro pop más marcado y bailable (aunque en sintonía oscura e industrial), nos regalaban un estribillo tan tonto como imbatible. Por supuesto se trató del gran pelotazo de este tercer álbum.

2. Personal Jesus (Violator, 1990)

Uno de sus mayores éxitos sino el mayor (en dura pugna con Enjoy the silence y Just can’t get enough). Un riff de guitarra mítico que aporta el aire norteamericano y country que la banda buscaba para mezclar con su sonido sintético. Enjoy the silence quizás sea algo más popular, pero por poco.

1. Everything counts (Construction Time Again, 1983)

Un diez la presentación de este álbum. El contraste entre estribillo y estrofa resulta irresistible y sin duda se convirtió en el gran clásico de este trabajo. Posiblemente se trate de la mejor elección como primer single de toda su carrera.

jarto

Compártelo:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.