En el punto de mira: Grace Mitchell

grace-mitchell

Grace Mitchell va a ser una estrella. Los medios se empiezan a hacer eco de esta joven de 16 años de Portland que nadie supo reconocer en la banda sonora de La Vida Secreta de Walter Mitty (Ben Stiller, 2013). Ahí se despachaba con una versión muy personal de Maneater, clásico ochentero de Hall & Oates al que otorgaba una pátina de pop’n’b con un aura más emocional y menos petarda. Han pasado muchos meses y los que escucharon este tema posiblemente ni se planteaban que volverían a hablar de ella. Sin embargo durante estos días de agosto, cuando parece que las novedades más escasean, acaba de volver a la actualidad a lo grande.

Su estilo se colocaría entre aquellas divas que agradan tanto a paladares comerciales como más alternativos: Florence, Foxes, Lana del Rey, Banks o Lorde. Quizás se le pueda comparar más con esta última por la edad y por el género, aunque la faceta r’n’b resulta más sutil, pero en general se pueden apreciar chispazos de todas en dos temazos de tomo y lomo como son Your designBroken over you. Y como veis es mona pero sin resultar explosiva, con unos rasgos atractivos pero con personalidad; porque sí, el físico sigue mandando, pero en cada ámbito a su manera. Puede que se trate de un producto perfectamente medido, pero la neozelandesa también y ahora no podemos vivir sin ella.

Compártelo:
No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.